Fatbike en San Pedro de Atacama

Fatbike en San Pedro de Atacama

Por   el 17/07/16 a las 3:11 pm.

Entre salares, lagunas y volcanes, la región de San Pedro de Atacama es un destino irresistible para Fatbikes. Acompañados por las bicicletas Specialized Fatboy y Ruze, fuimos a probar las ruedas gordas al desierto más árido del mundo, donde nos esperaban enormes dunas y valles increíbles que jamás imaginamos encontrar.

Fotos: Jonatha Jünge y Josefina Hudson

Fueron 370 kms explorando caminos y senderos para bicicletas desde San Pedro. Nuestro objetivo era trazar las mejores rutas para luego extender la invitación a conocer la región de una manera diferente, activa y penetrante. Este es un proyecto para la cadena de Hoteles Altiplanico que incluye un libro con fotos, mapas e información acerca de las principales atracciones turísticas de la región, con un enfoque en las rutas de bicicleta.

La versión digital del libro estará disponible en el sitio web del hotel dentro de poco, disponible para aquellos que buscan experimentar la región en bici.

Senderos y paisajes increíbles como los que encontramos en las Cornisas de Catarpe hacen de San Pedro un paraíso para el MTB.

Senderos y paisajes increíbles como los que encontramos en las Cornisas de Catarpe hacen de San Pedro un paraíso para el MTB.

Las bicicletas 

Josefina pedalea de forma regular y ha cruzado la cordillera de los Andes con alforjas, sin embargo no es una mountainbiker experta. Tras la presentación del proyecto del viaje, el equipo de Specialized Chile le ofreció la Ruze, versión femenina de la Fuse (ya probada por MontenBaik). La propuesta de esta bici es osada, intenta buscar un punto de equilibrio entre las distintas modalidades de MTB, logrando ser una  bici de Trail rígida que obviamente sube muy bien y permite bajar fuerte. Cuenta con una tija telescópica y una geometría ágil — ángulo de la caja de dirección con 67° y la vaina corta con solamente 430 mm. Pero son las ruedas 27.5+, o 6fattie en la nomenclatura de la marca, con llantas de 45mm y neumáticos 3.0” que la conduce al reino de las Fatbikes y que nos terminó por convencer de que era una gran oportunidad probarla en las arenas de Atacama.

La Ruze trae geometría femenina con el tubo superior rebajado y componentes tales como el asiento más ancho y puños más delgados, específicos para la anatomía de la mujer.

jonathajunge_JJD_2443

Josefina con la Ruze Comp 6fattie, una bicicleta versatil y entretenida.

Para mí, reencontrarme con la Fatboy que ya había probado en la costa de Brasil y en la nieve de Canadá fue la oportunidad perfecta para continuar las expediciones de fatbike en distintos climas y ambientes. Este modelo con marco de aluminio y horquilla de carbono es la misma Fatboy testeada por MontenBaik en los senderos de Santiago, y por Nico Palacio en Chillán.

Es un verdadero tractor en cualquier terreno gracias a sus neumáticos de 4.6”. El modelo Fatboy Carbon Expert con menos de 11kg y la Fatboy Trail con la suspensión RockShox Blunto, son sus versiones “de lujo”, pero la esencia de las fatbikes está presente en toda línea que comparte geometría similar – conocidas por ser una de las más ágiles y divertidas de las Fats.

jonathajunge_JJD_4018

La Fatboy encontra su ambiente natural en el Valle de La Muerte

Rutas Clásicas

Antes de viajar a San Pedro, investigué las rutas de bicicleta que generalmente se hacen hacia las atracciones más populares en la zona. Laguna Cejar, Valle de la Luna y Valle de la Muerte son las más mencionadas — recorridos fáciles que casi cualquier persona puede hacer con una bicicleta alquilada en el pueblo (mayor información abajo).

Hasta Laguna Cejar son 20km por ayllus — antiguos asentamientos atacameños — con una leve bajada hasta el Salar de Atacama, depósito salino más grande de Chile. Después de un baño de agua fría flotando en las aguas salinas, el retorno puede ser hecho fuera de ruta por las dunas de Better donde las ruedas gordas son esenciales.

jonathajunge_JJD_3011

Las dunas de Beter, camino Laguna Cejar, sirven de miradores para el salar y la cordillera de los Andes

Pedalear en Atacama es muy distinto a hacerlo en las dunas y playas tropicales de la húmeda costa brasileña. En Brasil nuestro grupo de Fatbikers sabía que el mejor momento para pedalear en las dunas es después de la lluvia. La falta de humedad hace que la arena esté muy suelta, lo que hace difícil encontrar tracción en las ruedas de la bicicleta. En San Pedro hay aproximadamente dos días de lluvia por año, causadas por la humedad del altiplano de Bolivia — un raro momento que podría resultar un viaje épico de Fatbike.

El Valle de la Luna es uno de los mayores atractivos de San Pedro, pertenece a la Reserva Nacional Los Flamencos y es administrado por CONAF. Debido al gran número de turistas que visitan el lugar (muchos de ellos en bicicleta), sólo se permite transitar por los caminos de auto. Es necesario compartir la ruta con vehículos de turismo, un camino ancho y no adecuado ni entretenido para quienes andan en bici. Aun así, se puede ver las marcas de algunos ciclistas que no respetan esta regla y sobre todo motocicletas que eluden la fiscalización para recorrer las dunas.

Una alternativa viable sería la creación de senderos específicos para bicicletas. Sin duda, sería un producto turístico increíble, y si se hace apropiadamente, el impacto en el lugar sería menor que el que sufre el lugar actualmente con el flujo de vehículos de pasajeros. Además, podría diluir el movimiento turístico por otras partes del valle mejorando su conservación.

jonathajunge_JJD_7820

El increíble Valle de La Luna

Con la Fatboy pude pedalear un tramo donde la mayoría de los turistas baja de sus bicicletas debido a la arena y así llegué al mirador de la Duna Mayor para ver la puesta de sol, panorama tradicional de los guías locales.

La subida requiere empujar la bicicleta un rato, pero vale la pena hacerlo para después disfrutar pedaleando por las formaciones de roca y del descenso por singletrack de arena, además de contar con la oportunidad de hacer una foto en bici en este paisaje (recomendación: llevar una fotógrafa – gracias Jose!).

No por casualidad, las cosas empezaron a ponerse emocionantes en el Valle de la Muerte. Conocido también por una gran duna donde se práctica el sandboard, este valle tiene menos estructura y es permitido aventurarse fuera de la ruta de autos. Justo al norte del gran Valle de la Luna, en la misma Cordillera del Sal, este valle no tiene nada que envidiarle en belleza a su hermana mayor — y además tiene la ventaja de tener menos movimiento de turistas y caminos poco explorados.

jonathajunge_IMG_20160601_120453179

Buscando nuevos caminos en el Valle de La Muerte

La mayoría de los turistas suben el valle sólo hasta los pies de la Gran Duna, suben y bajan con las tablas de Snowboard adaptadas para la arena. A partir de este punto, los que logran subir el valle necesitan empujar sus bicicletas pues la carretera está cubierta de arena. Incluso la Fatboy subió con alguna dificultad, y Josefina con la Ruze tuvo que empujarla en algunos momentos. Aun así, tenía gran ventaja sobre otras bicicletas que convierten gran parte del pedaleo en un trekking.

Con la Fatbike tampoco podía dejar de experimentar el descenso a través de las dunas. Desde la parte superior del Valle de la Muerte, hay algunos puntos en los que se puede bajar hacia las dunas. Elegí cuidadosamente por dónde bajar, ya que hay un acantilado de piedra antes de llegar a la duna que restringe parte del acceso.

A partir de ahi, pura diversión, con toda la atención para controlar la bici a alta velocidad en la arena completamente suelta. Es un freeride no muy largo donde también se pueden buscar nuevas líneas y aumentar la ruta, pero con el riesgo de acabar en un pequeño valle sin salida y tener que volver a subir la duna y empujar la bici.

jonathajunge_JJD_4272

Topo del Valle de La Muerte con las dunas y las cornisa al fondo

Catarpe Off The Beaten Track

Catarpe es un valle formado por el río San Pedro, al norte del pueblo, que a pesar de ser conocido es poco explorado y con gran potencial. El hecho de que no se permite la entrada de motos disminuye el impacto del turismo y hace que el acceso a los senderos fuera de ruta sea abierto a las bicicletas. Hay en el valle 3 hotspots imperdibles con diferentes niveles de dificultad para MTB.

El Cruce de Cornisas cuenta con 12 kilómetros de singletrack bordeando el cañón que comienza en la parte superior del Valle de la Muerte, con la impresionante vista panorámica de toda la región, y va hasta el fondo del valle de Catarpe. Muchas rocas sueltas y arena ponen las fatbikes a trabajar. Hay tramos de pendiente y zonas técnicas expuestas al lado de un acantilado y también mucho pedaleo.

A pesar que el sendero puede ser perfectamente hecho con otras bicis, las Fatbikes permite una experiencia distinta, con mucha tracción dentro y fuera del sendero que por momentos desaparece. Josefina con la ayuda de Ruze pedaleó casi todo todo el camino, que fue sin duda un gran desafío para ella. Esta es una de las mejores rutas que conocemos, tanto por sus características técnicas como por la belleza escénica.

jonathajunge_JJD_9555

Disfrutando ell sendero por las Cornisas hasta el Valle de Catarpe

La Garganta del Diablo es un laberinto estrecho dentro de los cañones de arena y arcilla que poseen numerosas rutas y obstáculos, un verdadero parque de diversiones para bicicletas – pero no esperes un bike park,  aquí la atracción es encontrar las mejores líneas y desafiar a las paredes, saltos y drops de arena natural.

jonathajunge_JJD_5925

La Garganta del Diablo es un sueño para pedalear pero también un laberinto para se perder

El camino hasta San Bartolo son 50km donde se cruza la Cordillera del Sal por un antiguo túnel, se puede apreciar los petroglifos de La Piedra de la Coca, descender y ascender por la quebrada de los ríos Grande, Salado y San Pedro, y disfrutar de largos tramos completamente aislados para al fin encontrar las ruinas del antiguo pueblo. El retorno por el lecho del río es un desafío adicional, no siempre con senderos a lo largo de sus orillas. Nosotros requerimos de una buena navegación con mapas y GPS para no pasar la noche en el frío del desierto.

jonathajunge_JJD_8429

Petroglifos en la Piedra de la Coca, camino a San Bartolo.

Catarpe fue el descubrimiento de la viaje y se convirtió en el tema principal de nuestro artículo de portada en la Revista Outdoors de este mes (julio 2016), donde Josefina cuenta más sobre la zona y la aventura de perderse intentando retornar de San Bartolo.

Volcán y tormenta de arena

Para no perder la oportunidad, fuimos a hacer el descenso del Volcán Toco en Fatbike. Con el apoyo de nuestros amigos de LocAventuras subimos en auto hasta los 5.320 msnm en un día de vientos por encima de los 50km/h. Nos acompañaron Victor, guía local de MTB y Marlon, un cicloviajante que pasaba una temporada allá antes de seguir dando su vuelta al mundo. Después de 1km de descenso las punta de los dedos quemaban de frío y la botella de agua se convirtió en un bloque de hielo. A medida que bajamos, lentamente la temperatura volvió a ser soportable. Fueron 34km con un desnivel de 2800 metros hasta encontrar la ruta pavimentada que lleva a San Pedro. La mayor parte del camino se puede hacer por una carretera de tierra, pero hay un sendero paralelo que permite un descenso más divertido, acompañado por el imponente Volcán Licancabur a su lado.

jonathajunge_JJD_6849

Bajando desde los 5320msnm con el volcán Licancabur

Con la Fatboy totalmente rígida tuve que disminuir el aire de los neumáticos, especialmente en la parte superior del volcán, donde la diferencia de presión dejó los neumáticos rebotones como si estuvieran en su calibración maxima (15-20psi). Después de este ajuste, la bici estuvo perfecta permitiendo salir y volver al camino de tierra, experimentando el terreno natural a lo largo del camino.

Por último, ya en la carretera, nos recibió en San Pedro una tormenta de arena que levantaba columnas de polvo en el horizonte e hizo la visibilidad menor a los 10 metros, mientras el viento en contra casi nos hacia parar. Es siempre bueno recordar la fuerza de la naturaleza.

jonathajunge_IMG_20160607_132516704_HDR

Intentando escapar de la tormenta de arena con Victor y Marlon.


Al final del viaje, las bicicletas (y prácticamente todos nuestros equipos) ya estaban de color naranjo desierto. Ellas soportaron la fina arena, la sal y las docenas de cruces de ríos en el Valle de Catarpe y fueron fieles compañeras en los 12 días de pedaleo.

La Fatboy permitió pedalear en casi todas las situaciones. Me permitió abandonar el camino tradicional para explorar cerros, dunas y hacer descensos que si hubiese estado con otra bici no valdría el esfuerzo. Algunos momentos incluso las grandes ruedas no fueron suficientes para ganar la tierra arenosa, pero con un peso razonable de 14,35kg se puede empujar e incluso cargar la Fatboy en la espalda sin problemas.

Fatbikes de modelos más simples son generalmente bastante más pesadas y no muy ágiles, proporcionando una experiencia muy diferente a la que se puede tener con estas Specialized.

jonathajunge_JJD_8796

Las ruedas grosas son perfectas para exploraciones donde los senderos no siempre son pedaleables para las bicis “normales”

Para Josefina, la Ruze también fue una elección perfecta. Aunque con los neumáticos no son tan gruesos, 6fattie con 3.0’’, éstos ya hacen una gran diferencia para subir los caminos de arena y sobre todo para las bajadas técnicas y resbaladizas que nos enfrentamos. La suspensión delantera y la tija regulable ayudan a dar más seguridad para principiantes en MTB como Josefina.

Por otra parte, con la calibración de los neumaticos en 14psi la Ruze es bastante cómoda, mientras que es liviana y rápida para subir, por el hecho de ser rígida. Basta decir que después del viaje, Josefina adoptó la Ruze definitivamente.

jonathajunge_JJD_9645

La Ruze en el desierto sube como una XC y baja como una All-Mountain, ideal para la Josefina

¿Cuál es la mejor bici para San Pedro de Atacama? Dependerá de tu estilo de pedaleo, si prefieres largas distancias y permanecer en los senderos marcados, las 27+ como la Ruze y la Fuse son perfectas, con suficiente tracción y muy rápidas.

Probablemente sea la mejor opción para la gran mayoría. Grandes fatbikes como la Fatboy son la opción para aquellos que desean explorar más allá de los itinerarios y senderos usuales y, por supuesto, bajar algunas dunas — lo que Atacama ofrece de manera única. (Vale advertir que hay lugares con minas terrestres perdidas en el desierto, infórmate antes de aventurarte fuera de los senderos!)

jonathajunge_JJD_0725

Salud! — desde la Piedra del Coyote.

San Pedro de Atacama es todavía un área relativamente inexplorada para el MTB. Catarpe es sólo un ejemplo de los valles, cañones, volcanes y antiguos caminos que conectan una inmensidad de lugares con paisajes únicos. Un destino perfecto para explorar con fatbikes y desarrollar futuras rutas, senderos y eventos de MTB.

Agradecimentos especiales a Hoteles Altiplanico y Specialized Chile.

jonathajunge_JJD_1759

Las bicis son muy bien recebidas en el Hotel Altiplanico

En San Pedro:

Hotel Altiplanico – Buena ubicación y amplias instalaciones para almacenar y montar bicicletas, pronto se harán disponibles en su página web el libro que detalla estas y otras rutas en bicicleta de la zona.

LocAventuras – operador local que ofrece tours guiados y alquiler de bicicletas y equipos de buena calidad.

E-Bici Atacama – alquiler de fatbikes eléctricas, son bicis básicas con neumáticos buenos, adecuados para las rutas mas leves.

Para saber más:
La Revista OUTDOORS de Julio/2016 trae el artículo de portada con nuestra expedición.

Comentarios y Opiniones: 5

Deja un comentario