Lectura de Fin de Semana :: Atravesando el Valle de los Picunches por Trails and Friends

Lectura de Fin de Semana :: Atravesando el Valle de los Picunches por Trails and Friends

Por     el 01/10/16 a las 4:00 pm.

Que tal Montenbaikers como les va,

Del baúl de los recuerdos encontré este preciado material que generamos el año pasado con los Trails and Friends, grupo de amigos ciclistas conformado principalmente por la Sarita Donoso, Tomas Baeza y Pedro Barros y algunos más que se animaron a salir a dar una vuelta por el barrio.

Serán 5 relatos independientes donde se complementa aventura, amistad y buena comida.

  • Atravesando el Valle de los Picunches
  • Aprendiendo a rutear, la previa al D4C.
  • Desafio 4 Cuestas  – D4C –
  • Mountain Works Cup by Kross
  • Alimentación Saludable; no perder la oportunidad de innovar

Estos relatos no son novedad, algunos llevan más de un año en el seudo anonimato, alojados en el trailsandfriends.blogspot.cl que hicimos con el fin de tenerlos a la mano.

Cada historia adaptada será casi casi tal cual como los escribimos, siempre hay algo que poner o sacar.

Abróchese a la silla que partimos con una historia casual que salio de una conversación de pasillo.

Publicado el 27 de Julio 2015

Por Sara Donoso y Pedro Barros.

Atravesando el Valle de Los Picunches

¡Hola!

Queremos contar un poco como ha sido nuestra experiencia Trails and Friends, que se ha transformado en la mejor excusa para hacer lo que nos gusta! Andar en bicicleta con los amigos.

Todo comienza cuando visualizamos en el calendario algún feriado que nos seduce con la posibilidad de hacer algo entretenido. Ahí viene el mensaje de whatsapp: ¿Que haremos el 29 de junio?….. y es cuando se empieza a formar un maquiavélico plan de entretención pura.

Tenemos la suerte de complementarnos en nuestros quehaceres, entonces Tomás planifica las rutas, Pedro ve la parte de que operacionalmente todo sea factible y yo me encargo del supermercado, juntar las lucas, etc.

Y acá se empiezan a sumar los cercanos… porque nos ven irradiando alegría cuando contamos cuál será el próximo paso en algún cerro de nuestro privilegiado Chile que nos maravilla a cada vuelta de la rueda. En esta oportunidad se nos sumaron Joan “Lazy” Soro, quien prestó local en Zapallar y nos acogió como reyes, Matias Bull (Trail Chile) que, si bien la bicicleta no es su deporte predilecto (en aquel entonces), se ha transformado en nuestro director aportando con su experiencia en el trail running, su trayectoria deportiva y con quien hemos comenzado a compartir sueños de trail; y por último, mi hermano Santiago que aprovecho la oportunidad de entrar a las olitas de la zona, aportando con un toque relax and shuper shurfer al fin de semana.

blogger-image-428826287

Como no mencionar a la parte reina y mas sabrosa de todo este proyecto, como son los ya clásicos “Los Portables” que hace ya un tiempo llevamos cocinando; snack saludable que aportan la energía necesaria para funcionar haciendo deporte. Entonces, con un cooler lleno de comida, las bicicletas, muchos cascos, zapatillas y tablas de surf nos fuimos el Sábado en la tarde con dirección a la 5ta costa.

blogger-image--784135182

Nos tomamos ese día con calma y planificamos la aventura del día Domingo. ¿Qué nos esperaba? aproximadamente 90 kilómetros rodando por los cerros, valles y planos. Entonces, temprano a dormir para amanecer con energías repuestas y empezar el día.

Me encantaría poder seguir este relato, pero como la dirección de la ruta no era mi tema este fin de semana, simplemente me dejé llevar por la expertise de mis colegas y sólo me preocupé de avanzar y disfrutar! Dejo ahora a Pedro para continuar este relato con la descripción de circuitos que fueron 87,7 km con 1.977 metros de ascensión acumulada y casi 10 horas de aventura.

blogger-image--972041677

blogger-image-8383195

Gracias Sara, con tal introducción sólo queda rodar y rodar, perdón contar y contar la escapada del weekend, logrando vagar y probar suerte por la quinta costa, conociendo rincones que a pesar de lo cerca que alguna vez estuvimos no percatamos de su existencia.

Tomando las precauciones básicas, ruta clara, comida suficiente, agua, abrigo y por supuesto en mente los posibles lugares donde abastecer o ayuda en caso de que fuese necesario. Salimos relativamente temprano en dirección a Maitencillo, aprovechamos de pasar por dentro de los balnearios Cachagua y Maitencillo.

blogger-image-730886314

Tratando de sacarnos un poco la presión del trafico de la ruta costera, comenzamos a buscar alguna alternativas para tener un pedaleo mas relax. Fue tanta la motivación que desde Maitencillo en adelante y según lo que nos mostraba Google Earth, decidimos seguir nuestra propia senda a campo traviesa por unos bosques de pino, por medio de caminos forestales con mucha arena y harto esfuerzo para mantener la arenaflow (velocidad y no quedarse pegado), luego de pedalear varios minutos y pasar por arriba, por el lado o por abajito de varias cercas, pero nunca haciendo daño llegamos a un fundo (lo supimos después), el cual tiene una iniciativa de apertura a la gente para aprovechar las áreas establecidas de uso de público, con atractivos como la playa, bosques y humedales entre otros lugares perfectos para tener un gran día.

blogger-image--1229877307

Bueno como les dije anteriormente, pasamos por el ladito de las cercas, nunca hubo su gestión de permiso, totalmente wild pero con respeto…… en eso fuimos detenidos por un guardia motorizado, perteneciente al escuadrón de seguridad, protección y mantenimiento del fundo. Ganas sobraban pero rápidamente fuimos sometidos a la potencia de la moto que con velocidad y empuje nos dio cancha tiro y lado, por lo tanto, la mejor alternativa era entrar a dialogar. Con la mejor onda, logramos establecer una buena conversación donde nos contó de los intereses de la propiedad y que siempre íbamos a ser muy bienvenidos en el fundo “Quiriluca!, siempre que entremos por la puerta!!

blogger-image-647118460

 

Seguimos la senda, llegando a Puchuncavi, luego tomamos el camino que va en dirección hacia Limache y en la proximidades de un fundo de AES Gener, tomamos dirección hacia el oriente por varios kilómetros en los cuales cada vez el camino se hacia más pequeño y se convertía en lo que a todo trailero le gusta, el bendito sendero.blogger-image-1265393883

Las paradas en esta travesía de sendero fueron parte de lo cotidiano, una mezcla de dar espacio para recobrar el aliento, alimentarse, tomar agua, foto panorámica o para chequear el estado de la bicicleta. De éstas hubo varias y lo más entretenido fue los distintos parajes y escenarios que nos entrego la ruta. En gran parte de esta segunda sección del recorrido una gran nube tapó el horizonte y cerros, generando un escenario perfecto para pensar que estábamos en la mitad de la nada, condimento perfecto de una aventura épica.

blogger-image-1111113205

Caímos a los pies de la cuesta que va hacia Nogales, nuevamente en la civilización para enfrentar una secciones más duras del panorama, se aproximaba la primera cuesta, la cual nos dejaría cerca de la bajada de la carrera clásica el rally de los Picunches, carrera de XCO.

Tomas, siempre a la cabeza con el control de la ruta, navegando bajo el arte del GPS, un Garmin que tiene ganado todo nuestro respeto y eso que es de lo más simple pero tiene lo que es necesario, siempre sabe ubicarse y mantenernos en hacia el destino.

blogger-image--949821617

Es así como se levantó el camino, subiendo por una cuesta, la cual en un principio se mostraba bastante abandonada y rota, después de varios kilómetros comenzó a contarnos su verdadera historia. Acostumbrado a antiguos caminos forestales o cuestas de mantención de torres o antenas de celular, tenemos relativamente claro como es el camino pero este caso nos trajo sorpresas unos cuantos metros mas arriba.
La gran cantidad de piedras y rumbas de tierra acopiada en los costados, muchos caminos aledaños sin destino alguno, exploraciones y cuevas, para nosotros era todo muy curioso y aun más cuando ya vamos llegando a la cumbre vemos antiguas casa y para ya rematar esta rareza vemos a lo lejos un bus de pasajeros de los años 70, azul marca Ford.

blogger-image-551971608

A toda velocidad, vamos hasta el bus, al llegar ahí nos encontramos con la fuente de la verdad. Todo esto era una subida hacia una mina de cuarzo la cual se encuentra abierta, lista para algún aventurero que le ponga huevos y se atreva a entrar. Importante, lleve foco sera muuuy necesario.
Luego de estar mucho rato compartiendo con la antigua micro y tratando de entrar lo más lejos posible en este túnel minero, retomamos la ruta hacia la rápida bajada de los Picunches la cual nos devolvería a Puchuncavi.

blogger-image-1824692788

blogger-image-1229531857

Segunda vez en el pueblo de Puchuncavi, perfecto lugar para abastecer. Con rumbo norte, nos fuimos en dirección a la localidad de San Antonio, famosa y conocida por la pista de descenso. Desde ahí,nos insertamos en un escenario muy campesino, rodeados de potreros con animales avanzamos por un buen rato por suaves lomajes, los cuales sorteaban constantemente los cerros que de apoco nos comenzaron a rodear nuevamente, lo cual evidentemente nos señalaba que comenzaba una nueva cuesta.

Del lugar donde estábamos no existía mucha claridad, lo que estaba claro era que teníamos que comenzar a trepara para poder sortear este cerro y tener una nueva perspectiva de la ruta.

blogger-image-246936028

Por medio de una cuesta abandonada pero muy grata para subirla pedaleando, nos condujo hacia la gruta de la virgen, típico y referente lugar, que esta en el camino que llega al poblado de La Canela desde el restoran Caballito Palo.

Desde la gruta sale un sendero muy bien marcado por bicicletas que comienza aproximarse hacia Maitencillo, sin embargo tiene una seguidilla de desvíos que pueden hacer dudar y perderse a cualquier, lo bueno que Tomas y Yo (Pedro) habíamos pasado y recorrido un poco por ahí previamente por distintas razones y bueno el gps (garmin) nunca se equivoca.

Luego de un rato traileando llegamos hasta dicho filo, el que nos llevaría según planificación hacia la Laguna de Zapallar, el cual se sube por su lado sur (gruta de la virgen) y cae hacia el estero Catapilco.

Completamente todo este filo, obviamente ya en su parte superior fue un manjarssssss. Comenzaba por unos planos con una pequeña pendiente a favor, con el océano pacífico a nuestra izquierda y un sol que comenzaba a guardarse en este punto del trayecto que más se podía pedir.

No pedimos nada a cambio pero el cerro nos recompenso todo el esfuerzo anterior, con un pendiente que ya nos favorecía comenzó a tornarse cada vez más empinado con maravillosas curvas y zonas técnicas, alguien nos mando la guinda de la torta junto a una sonrisa de ya no querer más.

blogger-image--1242281222

Con cansancio acumulado nos quedaban unos veinte y tantos kilometros más uffff, nos armamos de valor y de ganas. Como buen equipo comenzamos a empujar para hacer esta travesía desde La Laguna hasta Zapallar lo más amena posible. A todos nos pesaban las piernas, la concentración estaba más distraída y en general la incomodidad se hacia notar, las ansias de llegar a destino fueron muchas.

Para mantener el espíritu nos fuimos aplicando con distintas situaciones. Tomás y Joan, los más experimentados en el ruteo fueron armando estas dinámicas con distintas estrategias de eficiencia. A esta altura del día si eramos eficiente o no, no era tema en cuestión pero poder mantener la mente más clara y hacer este ultimo trayecto y no caer en el llamado con un SOS para un rescate era lo fundamental.

Nos topamos con la Antonia y Jan Guzman, gracias amigos, estaban en un buen momento del trayecto, comentar esta locura y su asombro fue el último aliento para llegar a casa.

blogger-image--444789700

Ya en casa, donde estaba Matias y Santi, con toneladas industriales de comida lista para ser engullidas, un par de respiros, uno que otro momento de reflexión y comenzamos a reírnos de esta verdadera aventura que vivimos que incluso nos motivó a correr las 12 horas Pivot en formato solitario, si de esta pasamos, con un poco más de empuje, las 12 horas iban a caer como anillo al dedo.

Gracias por leernos, usen casco y disfruten respetando la naturaleza.

Nos vemos en el cerro!!

 

Noticias relacionadas con esta que acabas de leer

Comentarios y Opiniones

Nadie ha dicho nada... por ahora.

Deja un comentario