Análisis :: Ganar Subiendo, pero Perder Bajando.

Análisis :: Ganar Subiendo, pero Perder Bajando.

Por     el 01/02/17 a las 4:44 pm.

Vas como avión en la última gran subida, ya casi saboreas la victoria de la que te separa sólo una larga bajada, lo diste todo cuesta arriba porque te mataste una temporada completa entrenándolo y te dio resultado, claramente es tu fortaleza.

Llegas al punto más alto, miras para atrás y no viene nadie, una sonrisa de casi ganador se te dibuja y empiezas a bajar. Par de líneas mal tomadas “no importa vengo con ventaja”

Zona suelta “no pasé muy elegante, pero voy ganando”.

 

De pronto comienzas a sentir un sonido, alguien viene. A los minutos se hace más fuerte hasta que CHAN! lo tienes a rueda y comienza la presión, los errores se hacen más notorios y el cansancio de haberlo dado todo en la subida te está cobrando.

Un despiste, perdiste la línea y te pasó. “Más encima el maldito se ve tranquilo bajando así!” comienzas a verlo alejarse al punto que hasta su polvo te abandonó.

Llegas a la meta y te espera con esa sonrisa de Campeón, de que tiene algo que tu no tienes, algo que no se va si dejas de entrenar, algo que lo hace bajar rápido y tranquilo a la vez, el manejo.

 

 

Esta realidad es muy común, sobretodo en XC, se han perdido pichangas y Copas del Mundo por lo mismo. Lo vivió varias veces Absalon frente a Nino, lo vivió también el pelotón que veía como Peter Sagan se arrancaba en la última bajada en el Mundial de ruta de 2015 y lo viven cientos de personas que creen que subir lo es todo y bajar es accesorio, con el famoso dicho “subiendo puedo sacar minutos, pero bajando sólo algunos segundos”.

El gran problema de esto no es que te pase una vez, sino que ya sea cuento repetido y hayan frustraciones y creencias que te limiten al respecto, como “no, es que yo soy malo para bajar” “yo subo fuerte, pero soy tieso” etc. Así este círculo vicioso de entrenar más la subida y postergar la bajada sigue y sigue.

 

 

Entonces…qué hacer?

Si nos sentimos identificados en parte con esta situación, lo primero que debemos hacer es reencontrarnos con la bajada, el primer paso es disfrutarlo haciéndolo. No busques bajar rápido, busca disfrutarlo. Luego de esto, lo mejor es ganar algo de bagaje, cómo se hace esto?

Saliendo de tu zona de confort, no sólo de senderos, sino también de personas, de terrenos y de situaciones. Probar la arena, pero seca, húmeda, de noche, como sea.

Testear las raíces, pasar un obstáculo con una mano, pasto mojado o la situación y terreno que se te ocurra, no olvidemos que en carrera te puedes encontrar con cualquier cosa. He visto connotados riders bajando magistralmente con una mano luego de que con un choque hayan quebrado su manubrio, o carreras donde hay 70 kms de arena y cómo sabes que hacer? viviéndolo previamente. Algo así como la película “Slumdog Millionaire” pero llevado a la bici.

 

 

En el caso de Absalon, Fontana o Fumic que podríamos pensar que no necesitan nada de técnica, cuando están fuera de temporada practican en otras bicicletas, se juntan con endureros, algunos hacen BMX o practican en Dirtparks aunque no sean lumbreras de esa especialidad o pasen en el suelo, pero el disfrute y el cambio de aire es lo que los hace más fuertes en su disciplina madre.

Lo primordial es tener claro que el manejo es un bien que se gana lento, PERO NO SE PIERDE. Si subes fuerte y dejas de entrenar, en un mes ya casi lo perdiste todo, sin embargo si manejas bien una bicicleta, pueden pasar años sin andar y el manejo será el mismo.

Entonces, al menos uno de los entrenamientos que destinabas a subir o el día que debes soltar, toma tu bici, juega, experimenta y disfruta con ella, veras que al poco tiempo tus cronos irán bajando y el karma irá quedando en el olvido.

 

Rodrigo Salazar
FacebookInstagram

 

Noticias relacionadas con esta que acabas de leer

Comentarios y Opiniones: 7

Deja un comentario