Análisis :: “Mi primera carrera de bicicleta”

Análisis :: “Mi primera carrera de bicicleta”

Por     el 22/02/17 a las 12:08 pm.

Este momento especial de nuestras vidas es digno de analizar, independiente de la modalidad o edad que hayamos tenido siempre marca un antes y un después en la manera en que miraremos nuestra compañera bicicleta.

Pueden haber varias motivaciones para animarse a correr una carrera, amigos bikers que te inciten, el pololo o polola rider que anda por la vida evangelizando a sus cercanos sobre el uso de la bicicleta, hacer actividad física, superar tus propios límites o un sinfín de motivaciones.

Hasta antes de competir, nuestra bici probablemente nos entregó unas buenas horas de placer, quizás nos exigimos un poco en algunos minutos pero la mayoría del tiempo nos la pasamos disfrutando sin pensar en el tiempo que corre o en un desafío puntual que lograr o terminar.

Todo esto cambia en el instante en que apuntamos nuestro nombre en alguna carrera, pagamos la inscripción y te entregan tu primer número, ese que le da un toque especial a la bicicleta, un toque “racing”.

Para los más precavidos comienza un mar de dudas, “con que corro, que debo comer, lo soportaré?” Los más relajados simplemente irán por la experiencia nueva pero sin sospechar las emociones que se les vendrán.

El día esperado llegó y cada quién lo vive a su manera aunque para todos es una experiencia especial e intensa. Puede que tu objetivo no sea ganar, pero el asumir un reto y proponerte hacerlo lo mejor posible sin dudas te llevará a sentir fervor y adrenalina en puntos que quizás no habías experimentado.

Aún recuerdo mi primera carrera, en el famoso cerro Condell de Curicó donde un viejo amigo me animó a participar, era una fecha del campeonato regional de modalidad olímpica. Hasta antes de cruzar la partida no sabía a lo que me enfrentaría, ni mucho menos lo que se me vendría en el futuro, sólo sé que como hasta el día de hoy, estrujé todas mis capacidades en carrera, me caí, me frustré, me paré y seguí.

Nunca antes alguien me había gritado dando ánimo a seguir y tampoco nunca antes había sentido ese dolor de piernas tan intenso pero logré terminar, algo extrañado y confundido.

No lo había pasado bien por el dolor, la agitación y la presión. Pero había sido uno de los momentos más intensos y adrenalínicos que había vivido hasta el minuto. Ese shot de “nosequé” me dio el impulso para apasionarme por este deporte como lo hago hoy.

Aunque no todos vibran de igual manera con la competencia, coinciden en que la primera carrera es un hito, algo que te enseña sobre ti mismo, sobre tus límites, tus capacidades, tu temple y tu voluntad. Te evidencia que tanto toleras la frustración y como asumes la presión, si eres arriesgado o conservador, incluso que tanto estás dispuesto a sufrir.

Por si alguno de uds. aún no ha vivido esta experiencia, mi recomendación (fuera de las cosas prácticas, técnicas o empíricas que siempre vemos) sería que no se presionen con resultados ni expectativas, háganlo lo mejor posible sin preocuparse del resto de corredores, la primera carrera es una vivencia de cada uno.

Escúchate, céntrate en ti y tu bicicleta para que explotes de la mejor manera las capacidades que tienes, eso te llevará a la mejor versión de ti hasta ese minuto.

Para los que han vivido ese mágico momento, que les pareció?

 

Rodrigo Salazar
FacebookInstagram

 

Noticias relacionadas con esta que acabas de leer

Comentarios y Opiniones: 4

  • 1
    Joaquin Arancibia Responder
    150 Comentarios.

    Mi primera carrera, me demoré 14:30 y el que ganó 5 minutos.
    Nunca más me bajé de la bici

  • Mi pirmera carrera fue uno de esos XCM masivos en el que vino Gary Fisher como invitado.
    Si bien llevo años andando en MTB soy muy irregular, paso periodos sin andar y despues le doy firme por meses, lo vuelvo a dejar (por pega, familia, flojera, etc).
    Mi experiencia en esa primera carrera fue increible, sentí la adrenalina de la partida y todos esos cliches que se dicen siempre..
    Me di cuenta que mis años en ésto me daban ventaja sobre riders más nuevos y con bicis mas actuales, pero que la primera zanja, piedra o repecho se bajaban de la bicicleta…
    Es motivante aunque salgas en la posición final 109 ver que dejaste a 400 riders detras..
    Siguiendo con los cliches, el ambiente es muy entretenido, ver que hay otros 500 pelotudos como tu dispuestos a levantarse un Domingo a las 7 am y encima pagar por ello de cierta forma te reafirma las convicciones, jajaja..
    En resumen lo recomiendo totalmente por mas “Soul Rider” que uno se crea siempre es bueno ir a las carreras de vez en cuando, se pasa bien y se exige al maximo el cuerpo y la bici..

  • Mi primera carrera fue un xc, rally scott vw donde de agrandado me inscribí a los 60k. ptas que la sufrí, terminé creo yo casi de los últimos pero dignamente.
    De ahí mi primer enduro en la parva, tampoco se si fue la fecha más adecuada jajaja

  • mi primera carrera fue una que acompañe a un amigo que iba a correr, yo cero intención de correr pero el papá de el me dijo, corre yo te pago la inscripción jaja. y claro..yo andaba con bicicleta nueva, sin suspensión, como con 45 psi en los neumas, y era una ruta llena de piedras. tuve que parar monton de veces a descansar mis manos que no daban mas.. finalmente llegué cuando habían desmontando el arco de meta jajajajaja, pero terminé!

Deja un comentario