Puerto Varas :: Buen Mountain Bike con Amigos

Puerto Varas :: Buen Mountain Bike con Amigos

Por     el 30/05/17 a las 5:06 pm.

Se dio la oportunidad y se aprovecho al máximo, invitaciones como esta no llegan todos los días.

La siguiente historia es de nuestra visita a Puerto Varas y alrededores con los amigos de Décima Enduro Team.

Esta idea personalmente se gesta varios años atrás, creo que casi un par cuando Víctor Wellmann llega a Montenbaik Tours y salimos a pedalear en Santiago y entre pedal y pedal lo conversamos todo sobre las bicis y especialmente sobre el potencial de Puerto Varas. Bueno, con Víctor seguimos en contacto por Whatsapp hablando de una y otra cosa más sobre bici pero siempre con la premisa de que si pisaba Puerto Varas lo fuera a ver.

Paso el tiempo y llego Patricio Oelckers, jefe del equipo de Enduro de Puerto Varas a la oficina de Montenbaik y de puro copuchento me metí en la conversación que tenia y drásticamente caímos en el mismo loop que tenia con Víctor…. Puerto Varas y su potencial MTB.

Como anillo al dedo, estando en Valdivia, la visita a la décima región era inminente y cercana.
El Pato, en 3 tiempos coordino todo, con la única lástima que él no podría estar pero que nos dejaba en las buenas manos de Felipe Pizarro, quien sería nuestro guía y el alojamiento en el Hotel Cabaña del Lago.

Terminó Corral, segunda fecha del campeonato Nacional Montenbaik Enduro y junto con Pierre Plaza nos fuimos a Puerto Varas, sacando pica al resto del equipo, dado que partía de vuelta a Santiago.

De alguna forma, el viaje era una apuesta algo incierta dado que Puerto Varas, está más asociado a la bici de ruta que al MTB o al XC con la vuelta al volcán Osorno y como algo conocedor de la geografía, el sur de Chile es complejo en sus senderos, ya sea por el barro o por lo tupido de los bosques.
En fin, técnicamente eran variables a considerar, pero sin ir más lejos nunca está de más quedarse paseando unos días en el sur.

Nos esperaba Felipe en su tienda, Blackline, en pleno centro de Puerto Varas, y que al igual que nosotros venia llegando de Corral, todos algo cansados, por lo cual el panorama para ese día era más liviano.

Con un pedaleo por el centro de la cuidad en pequeños “spot”, sacamos el polvo a todo el modo “urban stile endurero”, donde Felipe, conocedor de su pueblo, como el mismo se denomina, nos llevo a cuanta escalera, cortado, wallride, etc… posible en el trayecto de la tienda al Bike Park del Cerro Philippi.

Este cerro, ubicado a orillas del inmenso lago Llanquihue, esta por el lado norte del centro de Puerto Varas, es fácil reconocerlo porque en su cumbre tiene una gran cruz.
El club local “Ciclopatas”, se motivó y con la autorización de la municipalidad más el aporte de algunos privados y el tiempo de los integrantes, construyeron 2 líneas, “roja” y “verde” y una próxima “negra”, las cuales conforman este park, donde se puede disfrutar mucho y sacar un manejo increíble.

Una de las varias tarimas presentes en las bajadas del cerro Philippi.

Alcanzamos a hacer un par de bajadas antes que el sol se fuera. Nos fuimos soltando y pasándolo muy bien junto a los riders locales, donde a Felipe se sumaron Ignacio Quiroz y Matias Wolff.

Para cerrar la jornada y ordenar las ideas de la “misión” del próximo día, nos juntamos por unas pizzas y cervezas en la Mesa Tropera, un nuevo “clásico” de la cuidad. Se armo un tremendo ambiente al paso que se sumaban más comensales, sin duda podría haber dado para mucho más, sin importar que era día lunes el lugar estaba lleno de gente, sin embargo  al otro día nos esperaba una gran vuelta.

Partimos de madruga, Felipe tenia planificado visitar 3 lugares en un solo día, algo comprimido pero se logro a cabalidad.

Primera parada; Cerro Pichijuan, el patio trasero de los Décima Enduro Team.

Ubicado a algunos kilómetros de Puerto Varas, se encuentra este cerro que cuenta con sólo 1 línea, hasta el momento, abierta por sus mismos usuarios.

De fondo, el gran lago Llanquihue. De izquierda a derecha. Pierre, Felipe, Ignacio y Matias.

Como buen “trail” sureño, se caracteriza por lo resbaloso y barroso en sus partes oscuras, en la cima el sendero, este se cubre por bosque nativo, el cual va desapareciendo con el transcurso de los metros, para pasar a distintos tipos de secciones y suelos.
En general, es una pista muy entretenida y rápida de un nivel medio a avanzado, que sin duda dan ganas de bajarla una y otra vez.

Lo mejor de este lugar, es la buena red de caminos de ripio. Con esta red de conectividad, los Montenbaikers de la décima van a habilitar una nueva línea en cosa de poco tiempo, estoy confiado y por las impresiones de ellos mismos así será.

Ignacio rodando en el bosque nativo de Pichijuan

Al parecer, esto fue solo el desayuno, esa sensación comenzaba a aparecer a medida que avanzábamos hacia Ralun. De todas formas ya siendo las 11 am  y tener varios kilómetros de bajada en el cuerpo ya era bastante bueno y más que un desayuno daba para creer que era un almuerzo.

Comenzamos con una aproximación, usualmente realizada arriba de la bicicleta, por gracia esta vez fuimos regaloneados y gran parte del ascenso lo subimos disfrutando de grandiosas vistas del seno de Reloncaví desde la comodidad del asiento de la camioneta.

Vista hacia el seno de Reloncaví

Dejamos la camioneta y comenzamos a despedirnos del Seno de Reloncaví para salir en búsqueda del rió Petrohue.

Algo nos tocó de esta subida “dura”, sin embargo, veníamos bastantes frescos, buen animo y un día imposible mejor, sol radiante que nos permitió ir muy livianos a una tasa de avance muy alta.

El trencito cletero subiendo por la ex ruta maderera, vestigios de años de tala de alerces, hoy perfectos trails para la bicicleta.

Más o menos fue alrededor de 1 hora con 45 minutos desde que nos bajamos de la camioneta y llegamos al punto más alto de la ruta, la cual culmina al llegar al aserradero, lugar donde se reponen las fuerzas,  se ponen las protecciones en sus lugares y vamos soltando los frenos que se viene la primera sección hasta el escondido valle del Aura, perfecta bajada para calentar motores y darse una idea de lo que se viene.

Detrás de nosotros, se encuentra el aserradero. Dentro de las cosas que aun están presente en el lugar hay motores, sierras y otros equipos de la faena.

El valle del Aura, escondido y dejado entre los cerros del sector de Ensenada y Ralún. Con un dejo de abandono que a su vez es pureza y exclusividad para el visitante dado que todo se mantiene intacto. Junto al sendero previamente pedaleado, relatan una historia de explotación de bosques especialmente de alerce, especie que cada vez es más difícil de encontrar.
Campamentos, aserraderos, casas, corrales de animales entre otras infraestructura humanas son parte de la guinda de la torta que hacen que la ruta sea mucho más que kilómetros de distancia, acá se resume un estilo de vida muy ligado al esfuerzo, sacrificios y sana soledad, dispuesta hoy para nosotros, logrando ser una experiencia diferente a la rutina, distinta al pedaleo de fin de semana, es toda una vivencia de montaña, de bosques y de agua.

La SC Nomad, mi compañera de aventura, en pleno Valle del Aura. Merecida pausa antes de comenzar el Rock and Roll hacia el rió Petrohue.

Veníamos con una idea media clara. Según Felipe, este sendero tenía mucho de la onda de Corral en Valdivia, uno que otro “tobogán” de piedra húmeda, curvas con barro y contraperaltes mojados y bueno…… en la raya para la suma si había mucha similitud, sin embargo se le olvidaba que somos de Santiago (Pierre y quien escribe), hijos legítimos del antigrip. Para nosotros por defecto todo ya es mojado….. tierra mojada, piedra mojada, barro mojado, pasto mojado, raíces mojadas, bici mojada, etc, etc…… en fin…….. por mucha experiencia previa en Corral, este manejo en “mojado” no lo operamos, si con suerte lo entendíamos.

Lo pasamos filete!! Gran momento de entretención y de disfrutar, pucha que se pasa bien cuando se anda cómodo en bicicleta, sin presiones de tiempo o compromisos, un buen grupo de amigos lo hacen todo, en otras palabras, compartir haciendo lo que nos gusta.

En total fueron como 30 minutos de bajada, la cual se complemento con paradas donde cruzamos experiencias del sendero, fotos y algunos segundos de descanso.

En bote prestado cruzando el rió Petrohué con las bicis y toda la tripulación arriba.

Como si ya el sendero por si solo fuera poco, este termina con el cruce en bote del Petrohué. Normalmente esta un botero, que vive en la rivera opuesta a la salida y ofrece el servicio de cruce para los turistas que acceden a las termas. La mayoría de las veces un buen grito da la señal para que el botero se ponga en marcha, esta vez no fue el caso, el botero salió a comprar “pan”.
Con la suerte de nuestro lado, Matías, quien manejo la camioneta durante el viaje, se peina navegando. El rescate llego en pocos minutos y nos cruzo para seguir al próximo destino.

https://www.instagram.com/p/BTFWXIvlad-/

Hace sólo un par de semanas, Claudio Caluori había terminado la piedra inicial del proyecto de Kotaix ubicado en el camino al volcán Osorno, muy cerca de Ensenada. El empuje y el sueño que hoy se está comenzando a concretar están en manos de quien poco a poco esta logrando tener un parque de MTB de nivel internacional.

Aun nos quedan varias horas de luz para jugar en el pump track de asfalto y como si fuera poco un Velosolutions. Para dimensionarlo, el símil a un cuadro de un pintor muy re-contra famoso y alabado por los que saben.

Felipe, preparado, saco un misil de “street”, una urbanera Specialized, doble suspensión, aro 26 con un sistema de amortiguación que pivotea en el eje motor, una joyita para aplanar los bombeos y peraltes.

Poco a poco fuimos saliendo a rodar la pista, conociendo y soltándonos en el asfalto con sus diferentes secciones de manejo. Todo se balanceaba entre muy fluido y rápido para entrar en partes técnicas, de mayor reacción y manejo.

Para Pierre y Yo, rodábamos por primeras vez en la pista. Inmediatamente quedamos alucinados con este trabajo. Que buena manera de poder logran una pista para todo piloto sin importar el tipo de bicicleta que tenga. No hay restricciones ni líneas establecidas, si lo puedes hacer, hágalo. Un pump track al igual que un skate park o la misma calle no pone limites a la imaginación o a tu nivel, si lo tuyo es rodar, ruede, si es capaz de saltar, salte, todos disfrutamos de igual forma.

Buena tarde cerramos compartiendo con el papá de Antonio, quien nos contó sobre la historia de este proyecto y su gestación, del empuje de Antonio, el apoyo familiar que ha significado. Distintas anécdotas entre otras cosas y hasta nos explico el origen del nombre Kotaix, que viene de la cultura Selk´man (habitantes de Tierra del Fuego), los cuales en la ceremonia de iniciación de los hombres, llamada Hain, los adolescente debían enfrentar a distintas representaciones divinas, entre ellos Kotaix, con el fin de aprender a lidiar con sus más profundos miedos.

A esta altura del día ya estábamos pagados y no queríamos más, la vuelta al hotel era inminente y necesaria. Para cerrar el viaje, Víctor, mi primer amigo de Puerto Varas, nos esperaba a comer.
Hubo intenciones de salir a pueblo y probar otro punto gastronómico de Puerto Varas, sin embargo estábamos en la víspera del Censo 2017 y todo lo nocturno estaba funcionando a media máquina.
Rápidamente, Víctor saco la mejor carta, vamos al hotel. Fue como volver a casa y prácticamente atendidos por su dueño. Relajadamente comenzamos a cerrar y despedir esta visita preparada y dispuesta por tremendas personas. A Pierre y mi nos atendieron mejor imposible, totalmente agradecidos.

Vista a la barra del río Petrohué, al fondo el seno de Reloncaví

Sin duda Puerto Varas y sus alrededores es un punto de MTB, esta todo para que sea aprovechado responsablemente. Está la gente, los lugares, infraestructura y las ganas, para todo quien se anime a ir no dude de llevar la bici y si no la tiende le darán una solución.

Para irse a la segura en todo, desde rutas hasta alojamiento. Contáctense con los que la llevan, Patricio Oelckers (patooelckers@gmail.com  / Décima Enduro Team), Felipe Pizarro ( felipemx3@gmail.com / BlackLine Bicicletas) y Victor Wellmann ( www.hotelcabanadellago.cl / Alojamiento)

Hasta una próxima experiencia.

Un abrazo.

 

Noticias relacionadas con esta que acabas de leer

Comentarios y Opiniones: 5

Deja un comentario