Destino MTB :: Reserva Biológica Huilo Huilo, potencial del Mtb en la Selva Patagónica.

Destino MTB :: Reserva Biológica Huilo Huilo, potencial del Mtb en la Selva Patagónica.

Por   el 18/05/18 a las 1:00 pm.

Fotos Jonatha Junge | Texto: Camila Flaño

Hace ya un mes tuvimos la suerte de ser invitados a pasar 4 días en la Reserva Biológica Huilo Huilo, un paraíso en plena selva Patagónica, muy cerca del Lago Panguipulli y a 860 kilómetros de Santiago. Sí, un poco lejos para algunos, pero créanme que vale totalmente la pena el pique.

Si de verdad uno después de la muerte se va a un mejor lugar, cruzo los dedos para que sea algo así. Los invito a leer el reporte y de seguro, después de hacerlo pensarán igual que yo.

Naturaleza y tranquilidad es lo único que se respira en este lugar.

Partimos bien temprano nuestro viaje, a pesar de que sólo estaríamos 4 días, íbamos cargados hasta las mazas. Pero los 5, la Canco, Nacho, Pierre, Jou y yo estábamos todos de acuerdos que teníamos que ir full equipo para disfrutar a concho nuestra estadía.

A pesar de madrugar muuuuucho, no llegamos tan temprano como hubiésemos querido (que manía de estos hombres de querer parar en todas las bombas de bencina de la carretera), pero sí nos dio el tiempo para poder instalarnos tranquilos e impresionarnos con las maravillas de este lugar. El camino, las construcciones, el paisaje, en realidad todo, TODO impresionaba.

La mañana siguiente después de haber disfrutado de un contundente y para que decir, exquisito desayuno, nos reunimos con el equipo Huilo Huilo para contarnos de que se trataba la Reserva Biológica, que para muchos puede ser conocida sólo por sus extravagantes hoteles. Pero no, es mucho más que eso. Se caracteriza por la conservación de la flora y fauna, por su constante apoyo y trabajo en conjunto con la comunidad de Neltume, además de sus variados atractivos turísticos.

Y ahora tienen puesto el ojo en desarrollar la práctica del mountainbike en la zona. Y es por eso que fuimos invitados.

Un manjarz para los amantes del Trail. El potencial de senderos en Huilo Huilo va mucho más allá de las bajadas endureras. Arriba Pancho guiando al grupo por uno de los largos singletracks del Volcán Mocho Choshuenco.

Ni se imaginan el tamaño de la Reserva, infinitos rincones para explorar.A lo que vinimos, a hablar de bici. Yo, sin ser una experta, les puedo decir que se pasaron las pistas que tienen armadas. Y por lo que pude ver, mis amigos con harta más experiencia las disfrutaron en todo minuto.

Actualmente Huilo Huilo tiene habilitado un Bike Park con teleférico en la zona norte de la reserva, al lado de la cervecería y pizzería (ver mapa al final del articulo). Además de ser un gran atractivo para los endureros fanáticos de las bajadas, la Reserva posee una infinidad de bosques, cerros y volcanes con antiguos senderos, un verdadero paraíso para el mountainbike.

Durante nuestra estadía pudimos probar un poco de todo, empezando por los senderos habilitados del bike park y aventurándonos por una larga bajada desde el Volcán, en el sector sur.

Ademas del teleférico, también es posible ascender a los senderos del Bike Park pedaleando por un camino 4×4.

El bike park tiene 5 pistas, que pueden conectar unas con otras y jugar con las variantes para así hacer diferentes bajadas. Mi conexión favorita fue por lejos El Traro – La Leña – El Flow, pero también puedes hacer conexiones con El Vuelo Tobogán.

Está enfocado a un nivel intermedio, donde hay pistas más complejas que otras, pero de seguro el más pro gozará y el principiante también (bajándose en una que en otra parte y aplicando harta chicken line, como lo hice yo).

Max, del team de Enduro Huilo Huilo y Pancho guía local de Neltume, unos de los responsables de los senderos del Bike Park.

Empieza la diversión en el grip de los bosques sureños.

No todo podía ser color de rosa, también nos tocó empujar la bici.

Los caminos familiares también tienen su encanto envuelto en el bosque patagónico.

Antiguos caminos madereros se transforman en senderos de mtb entre los robles.

Canco, Ale, José Miguel, Carlos, Andrés y Max. Parte del team Huilo Huilo nos estuvo acompañando durante nuestra estadía.

De vuelta a los hoteles, las construcciones son increíbles, con una arquitectura de otro planeta.El segundo día nos invitaron a probar otro tipo de adrenalina, también en las alturas pero sin el soporte de las dos ruedas que ya varios de ustedes están acostumbrados. Aquí solo había que confiar del arnés, freno, polea y de los cables, porque nos tocaba CANOPY TIME.

Canopy en los pies del Volcán. Aunque no se note en la foto, Carlos seguro viene con cara de felicidad.

Como somos muy valientes elegimos hacer el Canopy XL (la verdad es que era el que nos tenían asignado en el itinerario, así que aperramos no más). Estar volando a 700 m.s.n.m, sobre las copas de los árboles, con vistas increíbles, fue simplemente sorprendente. Mirabas a un lado, había una cascada, mirabas para abajo, un río, no alcanzabas a pestañear y veías un volcán.

Nuestro próximo destino, Volcán Mocho-Choshuenco.

Siguiente panorama del día, subir parte del Volcán Mocho-Choshuenco, para después disfrutar dos horas de bajadas.

Nos llevaron en camioneta hasta donde comenzaba la nieve, ya había caído algo y estábamos rodeados de árboles nativos, así que ya se podrán imaginar en el lugarsito que andábamos y con un paisaje de los que se ven poco.

Nos instalamos en la terraza a admirar la vista que teníamos, bosque frondoso de lenga, cordones montañosos y volcanes. En ese minuto, no quería estar en ningún otro lugar que no fuera ese.

Además nos tenían preparado un picnic exquisito, sándwiches de salmón y jamón serrano, agua de los ríos de la zona y mucho chocolate para ganar energía… se nos venía el descenso.

Quién lo diría, yo, una principiante, bajando el volcán Mocho-Choshuenco y pedaleando con nieve. Que manera de disfrutar, que lugar más maravilloso, es que la verdad no hay nada como el sur de Chile.

Los del team Hullo Huilo parecían dueños de casa, los afortunados ya habían andado anteriormente por estos bosques.

Nacho Barbosa descubriendo nuevas líneas en la bajada del Volcán.

Simplemente Pierre Plaza.

Todo el grupete tomando un descanso en el mirador.

Majestuosa es la blanca montaña.

Empiezan a aparecer los colores del otoño en el lago Pirihueico.

Seba Anguita, uno de los guía de Huilo Huilo, conocíamos de años atrás a este joven, de cuando participaba de las carreras interescolares. Hoy está dándole todo para ordenar los nuevos senderos con la equipo de la Reserva.

Una vista privilegiada del Lago Pirihueico desde el alto del Bike Park.

Como goza Canco Flaño. Ella fue la gestora de la invitación, muchas gracias Canco.

Las chiquillas llevando la delantera… no mentira, siempre nos tenían que esperar.

Neltume nos abrió las puertas de su casa. Nos invitaron a su programa en Radio Nativa junto a Huilo Huilo para hablar del deporte que tanto nos gusta. Además tuvimos la suerte de coincidir con el concurso de esculturas que organiza año a año la Fundación Huilo Huilo.

No lo podíamos creer, este ya era nuestro último día de disfrute, ya al día siguiente nos tocaba volver a Santiago. Así que teníamos que volver una vez más al bike park, pero esta vez usando el teleférico Cóndor Andino.

Mirador teleférico, Cóndor Andino.

Después de 3 intensos días recorriendo la Reserva pudimos tener una mejor idea de todo el potencial de Huilo Huilo. En las palabras de Nacho Barbosa:

Huilo Huilo junto con la comunidad de Neltume tienen un potencial tremendo para transformarse en un destino de excelencia para la práctica del mountainbike, todo lo que se necesita está aquí, partiendo por un entorno natural privilegiado, montañas de importante tamaño y buena pendiente, la gente de Neltume, Pancho, Seba, los Bagualitos y Hulilo huilo como empresa con su visión de desarrollo sustentable del turismo. Creo que en muy poco tiempo todos estaremos hablando de lo bueno que está Huilo huilo para andar en bicicleta, aquí hay energía!”

Panchito con algunos de sus alumnos del Bagualito.

Como no mencionar a Juan Francisco Duath. Panchito, como nosotros lo conocimos, es de esas personas que de sólo verlo te alegran el día, porque están siempre con una sonrisa de oreja a oreja, entregado lo mejor de él y llenando los espacios de buenas vibras.

Con nosotros se portó un 10, estuvo mostrándonos todos los senderos y como dueño de casa, abriendo camino. Junto a Seba Anguita, fueron nuestros guías estrella arriba de la bicicleta.

Panchito junto a la Fundación Huilo Huilo, iniciaron la primera escuela de mtb en Neltume, que se llama Bagualitos. La iniciativa partió porque todos los días llegaban  niños a tocarle la puerta a Juan Francisco para que les enseñara un poco de ciclismo. Ahora se juntan todos los sábados a una clase, donde van alrededor de 25 niños entre hombres y mujeres.

Muchos niños contaban que cuando grande querían ser profesionales de la bicicleta.

Se va terminando nuestro fin de semana de ensueño, donde tuvimos mucha acción, así que la mejor manera de terminarlo fue yendo a disfrutar un par de horas a las Termas del Lago.

Nos esperaba en el muelle de Marina del Fuy un bote que nos llevaría a las tan esperadas termas. Navegamos durante unos 30 minutos por el Lago Pirihueico, hasta llegar a una orilla donde sólo ves un muelle. Jamás te imaginarías que dentro del bosque hay tinajas rústicas llenas de aguas termales. Era para quedarse ahí toda la vida.

Que ganas de volver a ese paraíso y encontrarnos con nuestro amigo Bigotes.

Aaaah sí, y como si fuera poco, también hicimos rafting. Se pasó el Río Fuy, nos quiso asustar, pero con nuestra guía Jesús y los kayakista nos sentimos siempre súper seguros.

Les dejamos un video de nuestra aventura en Rafting:

Que más se puede pedir, sigo convencida de que esto es un paraíso. Están más que invitados a conocer este nuevo destino MTB, que además lo pueden convertir en un panorama totalmente familiar y no tener que gastar los matripuntos y poder seguir ahorrando en la cuenta corriente emocional.

Nosotros sólo les contamos de algunas actividades, pero créanme que hay muchas más, como cabalgatas, Spa, caminatas auto guiadas, etc.

Algunos retratos de los personajes de este Destino MTB.

El Mapa online con los senderos habilitados de la Reserva Biologica Huilo Huilo estan disponibles en Trailforks:

Bikepark Huilo Huilo on Trailforks.com


Recomendamos

  • Bike Park: para su uso tienes tres opciones diferentes
    • $18.000: usando el teleférico para hacer todas las bajadas que quieras (respetando los horarios).
    • $14.000: usando el teleférico para hacer una sola bajada.
    • $11.000: subiendo pedaleando para hacer las bajadas.
  • Alojamiento: vean todas las opciones que ofrece la Reserva, porque aunque no lo crean, tiene para todos los bolsillos. Nawelpi Lodge, Nothofagus Hotel, Marina del Fuy, Reino Fungi, Montaña Mágica, Cabañas para 2, 6 y 8 personas, hostal, camping, cabañitas en los árboles, entre otros.
  • Dónde Comer: lo mejor es comer en el Nothofagus Hotel cuando no hay tantas personas, ofrecen las sugerencias del chef y pucha que sugiere bien el chef. Si hay mucha gente el Hotel ofrece buffet, es súper variado y todo muy bien preparado. La otra opción, es ir a comer a la Cervecería Petermann, que además de ofrecer la cerveza artesanal de la casa, ofrecen unas pizzas extraordinarias, mi recomendación es la Bagual.
  • Canopy: hay tres diferentes canopy, que se diferencian en el nivel de dificultad, dado por la altura y longitud de los tramos:
    • Vuelo del Chucao: enfocado para los niños más pequeños, a dos metros de altura con 40 metros de longitud.
    • Vuelo del Águila: 35 metros de altura, con 4 tramos diferentes que tienen en promedio 130 metros de longitud. En este además te toca caminar por puentes colgantes (no apto para personas que tengan vértigo).
    • Vuelo del Cóndor: mejor conocido como el Canopy XL, ya se harán una idea de como será este. Me atrevería a decir que es sólo para valientes, porque está a 90 metros de altura, con 5 tramos diferentes que tienen en promedio 500 metros de longitud.
  • Más información en el website de la Reserva Biológica Huilo Huilo.


Queremos agradecerle a la Reserva Huilo Huilo por la tremenda invitación. Canco, porque aunque suene cliché, sin ti esto no hubiese pasado. Nualik, por acompañarnos, enseñarnos y darnos un espacio para escuchar nuestras sugerencias. Seba y Panchito, por ser guías de primer corte, y como no agradecerles al team Huilo Huilo, Andrés, José Miguel, Carlos y Max, por su buena onda, definitivamente hicieron que esta experiencia haya sido aún mejor.

 

Comentarios y Opiniones: 4

Deja un comentario