Reporte :: EWS Olargues by Antonio Ovalle

Reporte :: EWS Olargues by Antonio Ovalle

Por   el 16/05/18 a las 5:10 pm.

Salimos con Felipe Vial el martes 8 desde Santiago bien temprano rumbo a Roma para hacer conexión en Barcelona y de ahí seguir a la tercera fecha del EWS en Olargues al sur de Francia. En el avión a Roma nos tocó justo en el asiento de al lado el entrenador de la selección nacional de bicicross que iba a acompañar a 2 pilotos chilenos a una copa del mundo en Bélgica.

Una vez ya en Barcelona pasamos a buscar la van de un amigo y después seguimos directo unas 5 horas a Olargues, pasando a buscar en el camino a Milceades Jaque (Montpellier), y así llegar a las 1 am a nuestro hostal directo a dormir, con todas las ganas de empezar los entrenamientos del día siguiente.

A las 8 am del jueves después de tomar desayuno fuimos a armar las bicis y ya con eso listo partimos a los entrenamientos de las especiales 5 y 6 que eran a unos 20 minutos del layout en auto, y después había que pedalear unos 10 minutos para la empezada de la especial. Por suerte cuando llegamos arriba de la especial con la van nos conseguimos que Christoph del Specialized Racing nos bajara la van hasta el layout y así no nos tuvimos que preocupar como subir después a buscarla, sobre todo porque con lo larga y física de la carrera no se podía regalar ningún metro de pedaleo extra si se suman los 4 días.

La especial 5 era combinada con la especial 7 en los primeros 200 metros aprox. Y era una zona abierta con bajones de rocas y curvas cerradas con harta pendiente, para después pasarse a un bosque con harta pendiente y curvas muy estrechas entre los árboles, todo mezclado con rocas y raíces y ya la última parte se ponía más plana con harta costra de roca y semi “ladereado” con algunas pocas curvas antes de la meta. Buena especial para partir y quedamos bien prendidos a ver que más se venía. En el enlace hacia la especial 6 se pasaba por otro pueblo muy chico y
antiguo antes de empezar la hora de subida hacia la especial 6. Esta última era todo el rato muy parecida, con mucha curva con buena pendiente, menos roca que la especial anterior y solo tenía una parte un poco más plana que se abría entre el bosque y tenía muchas costras de rocas que se podían ir conectando para agarrar vuelo y después de eso venían unas últimas curvas metidas en el bosque del mismo estilo que la primera parte de la especial. La bajada en general era muy fluida y te dejaba agarrar buen ritmo sin tener partes tan bravas entremedio, pero con una pendiente cómoda para soltar frenos en vez de ir acelerando uno mismo con el pedaleo. Eso sí, después de
los primeros 2 minutos tenía un repecho de por lo menos unos 45 segundos.

Después de comernos algo rápido subimos en la van a la empezada de la especial 7. Esta era la que más pendiente tenía y era con muchos bajones de piedra y raíz sin ningún metro de tierra, después te soltaba un poco con algunas curvas con harta pendiente y más adelante seguían más de estos mismos bajones. Cuando la estábamos entrenando nos tocó seco y supimos al tiro que si llovía se iba a poner intratable en partes por la piedra y raíz mojada, así que nos quedamos comentando un rato estrategias para ver qué hacer en algunas secciones en ese caso.

Para terminar ese primer día hicimos la especial 8 que era la más larga de todas y partía con curvas muy parecidas a las de la especial 6, después venía un repecho de unos 30 segundos, de ahí seguía con zonas muy rápidas y algunos bajones medios estrechos con piedras y raíces, pero cortos y no tanta pendiente, pero ya en la última parte eran solo curvas de 100% rocas muy cerradas y técnicas, mezcladas con un repecho corto y más y más curvas de piedra técnicas medias planas y otras con bajones y curva al final. Para terminar ese día pedaleamos hasta el layout, dejamos todo listo para el día siguiente, fuimos a comer a un par de cuadras del hostal y de ahí a dormir.

Las pistas del segundo día de entrenamiento eran las primeras 4 especiales, y a diferencia del día anterior estás eran más planas y pedaleadas en general, pero igual con mucha piedra y harta curva como todas. La especial 1 duraba cerca de 7 minutos y era de esas pistas en que se puede ir acelerando todo el rato y tenía mucho pedaleo técnico en que se pasa rozando las piedras, así que era muy fácil pegarle a un disco o a la pata de cambios y quedarse afuera partiendo la carrera.

Después de un pedaleo de 1 hora aprox se llegaba a la partida de la especial 2 que partía con unos bajones de roca con buen grip y muchos ciegos, para seguir con una zona de curvas que había que ir sacando la bici para avanzar rápido, después tenía unas zonas de rápidas de costra de rocas tipo Valdivia, uno que otro repecho y al final muchas curvas de tierra con un grip inmejorable y con mucha pendiente. Muy rica especial y muy física, pero en justa medida. Ya con esas 2 especiales listas el enlace nos dejaba en uno de los pueblos más grandes de la zona así que paramos a almorzar en un restaurant por 1 hora con unos amigos españoles y después seguimos hacia las
últimas 2 especiales que nos faltaban.

Ese enlace a la especial 3 era con harta pendiente y muy duro por la hora del día y el sol pegando muy fuerte, pero llegando arriba la vista a todo el valle principal pagaba todo el cansancio acumulado. La especial era la segunda más larga de toda la carrera y en los 10 min aprox, excluyendo los cruces de calle, no tenía más de 10 metros en que no hubiera piedras. Toda la especial era sobre distintos tipos de piedra e iba cambiando la pendiente y costaba a veces
pedalear porque era muy fácil pegar un pedalazo e irse de punta. Fue una especial muy muy física de brazos y técnica por las curvas cerradas y conexiones que se podían ir haciendo para evitar el zapateo, pero el riesgo era llegar pasado de velocidad a algunas curvas y perder el ritmo. Muy buena bajada, full técnica y un tipo de andar muy nuevo para nosotros y típico de los franceses por lo que decían.

Para terminar ese día tocaba entrenar la especial urbana que duraba 1 minuto 10 aprox y era bien sencilla con algunas curvas muy angostas, pero nada muy difícil. Con todo el reconocimiento de las especiales listo tuvimos que dejar las bicis listas para correr y entre lavarlas, cambiar algunos repuestos como pastillas de freno, el aceite a las horquillas, neumáticos y comer nos terminamos acostando a las 23:30 sin regalar ningún minuto. En ese sentido fue bien cansador el día, pero valía la pena dejar las bicis a punto y como nuevas porque sabíamos que se venía duro físicamente y para la bici también.

El sábado fue el primer día de carrera y nos levantamos directo a tomar desayuno y a terminar de arreglar algunos detalles chicos a las bicis que nos quedaron pendientes (regulación de cambios y montar los tubulares principalmente). El primero de nosotros en largar fue Felipe y unos 10 minutos después nos tocaba largar pegados con Micha con el 37 y 38 a las 10:30 am. En la primera especial fui de menos a más y tuve un ritmo parejo en general y 2 errores por unas trancadas en unas curvas que no me significaron mucho tiempo.

La segunda especial del día fue después de una hora de enlace y en los ciegos de roca daban ganas de entrar con más confianza y haberles soltado más porque el grip etaba bueno, pero para mí también fue una especial redonda, los repechos me salieron bien y no tuve grandes errores, pero tampoco arriesgué nada.

Ya con la 2 lista tocaba la especial más dura y larga del día. Llegamos arriba con el Micha y a los 10 min aprox nos tocaba largar, así que elongamos un poco, limpiamos bien las micas de las antiparras y un par de minutos antes de largar ya empezaban a caer las primeras gotas intermitentes. En los primeros minutos pude tener un buen ritmo acelerando cada vez más, con pocos errores, y ya más o menos a los 3 minutos de bajada empezó a llover más fuerte, con una gota muy delgada pero que igual alcanzó para poner resbalosas las rocas y para complicar la vista
así que se puso harto más difícil que en los entrenamientos. Tuve 2 salidas de la pista, pero sin caídas y yo creo que debe haber sido el promedio de errores de todos los corredores porque las condiciones estaban para equivocarse.

Para terminar ese día la especial urbana estaba muy resbalosa y había que ir sacando los pies en las curvas de adoquines, pero por ser tan corta nadie arriesgó ya que era más lo que se podía perder que ganar. Con la carrera lista fuimos a elongar, salimos a comer, lavamos las bicis y vimos algunas pasadas de los videos de los entrenamientos de las especiales que tocaban al día siguiente. Toda esa tarde no paró de llover y lo mismo en la noche así que ya sabíamos lo que se nos iba a venir difícil.

Al día siguiente a pesar de la lluvia decidimos no poner neumáticos de barro por la cantidad de roca lisa y raíces, ya que el neumático de barro en eso tiene menos agarre y el barro que había no era un barro tan resbaloso, el problema estaba solo en la piedra y raíz. La especial 5 era bien complicada al principio porque en las partes con mucha pendiente sostenida y rocas la bici no frenaba nada. En la segunda mitad de la especial ya le pude agarrar más el ritmo a ese terreno mojado y me sentí más rápido. La especial que seguía era la 6 y como tenía más tierra y menos piedra pude partir con más confianza porque a pesar de la lluvia la bici se agarraba mejor adentro de ese bosque. Había mucha curva y también raíces, pero cada vez les fuimos perdiendo más el respeto y se podía ir más fuerte. En el último tercio de la especial se me rajó el neumático delantero por el lateral y se me fue todo el aire de una, pero por suerte lo que quedaba para abajo era curva con harta pendiente, y además como iba con un Butcher 2.6 y con Cush Core no se me desmontó el neumático y pude termina una bajada decente considerando el pinchazo. Tuve suerte que esa especial te dejaba a 15 minutos del layout y que teníamos harto tiempo para comer antes de la siguiente especial, así que me fui muy rápido directo a la carpa Specialized a ver qué podíamos hacer, si poner tripas, cámara o ver las opciones. Llegando ahí vimos que el tajo era muy grande y me ofrecieron poner un neumático nuevo adelante así que por suerte fue todo rápido. Unas máquinas los del equipo Specialized que estuvieron ayudándonos todo el fin de semana ante cualquier problema y con buena disposición siempre.

La especial que siguió fue la 7 y la más técnica de todas por lejos. La lluvia en esta especial si afectó mucho ya que todos los bajones con piedras y raíces eran una lotería en muchas partes, pero había un bajón que era el más duro de todos y tenía unos 8 metros en total y le cobró a varios. La primera parte de esa especial me salió muy bien, iba con buen ritmo por la costumbre que había agarrado las 2 bajadas anteriores y me iba resultando todo muy bien. Una vez que llegué a ese bajón técnico me las jugué por bajarlo arriba de la bici sin bajar las patas, pero en la
primera mitad me topó un pedal en una roca y me fui directo por arriba del manubrio hacia abajo y caí arriba de un árbol agarrado con lo que pude. Una de las caídas más fuertes que me ha tocado, pero por suerte apenas me levanté sentí que no me había pasado nada grave de huesos y solo que mi canilla izquierda sangraba mucho. Tuve que parar unos segundos a enderezar el asiento y de ahí seguir todo el resto de la especial como pude. Después de esa caída no pude agarrar nunca el ritmo para abajo, iba con mucho dolor y un poco mareado e hice lo que pude por llegar a la meta nomás. Una vez abajo me revisé la pierna y tenía un tajo bien grande pero no tanto como para retirame así que subimos con Felipe y el Micha a la partida de la última especial ya bien cansados y un poco apurados.

La última especial me salió fluida en toda la primera parte a excepción de un choque con un árbol con el hombro, pero en general para abajo la bici se agarraba bien hasta antes de las últimas curvas de rocas mojadas que ya era muy cansador y muy resbaloso por lo mojado que estaba y lo cerrado de las curvas. Me fui tranquilo en esa última parte sin arriesgar porque ya no estaba para tener otra caída igual de fuerte que la de la especial 7. Pude lleguar a la meta sin más caídas pero asegurando lo más posible. Esperé a que llegara el Micha y nos fuimos de vuelta al layout sacando buenas conclusiones sobre el tipo de andar de acá, el tipo de físico que todavía nos falta por mejorar y sobre todo sobre el ritmo que hay que llevar en estas bajadas tan largas y con roca mojada. En el layout nos fuimos directo al hospital a ver mi pierna, me pusieron 3 puntos y fue todo bien simple y rápido. En el hospital habían varios en las mismas.

En la tarde/noche fuimos a comer y de ahí nos fuimos a dar una vuelta por la fiesta de cierre de la carrera y a empezar a juntar ganas para las que se vienen!!

Comentarios y Opiniones: 4

Responder a César Curin Cancelar respuesta