Kenda Nevegal y Small Block Eight test

Por     el 25/11/08 a las 2:06 am.

Kenda Nevegal 2.10

Antes de comenzar este comentario quiero dejar algo súper claro: esta no será una opinión objetiva, será sólo una comparación respecto a lo que ha sido mi experiencia reciente, y que seguramente varios comparten. Durante los últimos 5 años en mi bici de all-mountain he usado casi puros Maxxis High Roller 2.35 adelante y Larsen Mimo 2.0 atrás. Ambos con muy buen agarre, muy buen rodado, baratos y razonable duración.

Mi motivación a cambiarlos era tener algo más liviano, más angosto, conservando lo bueno de mis Maxxis, todo acorde con el nuevo tipo de bici que me estaba armando (pasando de 6×6” a 5×5” de recorrido.

Investigué un poco y le di la oportunidad a mi tacto de hacer varias pruebas, hasta que encontré algo que parecía ser lo indicado. Un Kenda Nevegal 2.10 Stick-E rubber para adelante y un Kenda Small Block Eight 2.10 DTC para atrás. A mi uña le gustó la goma del Nevegal, se veía un patrón agresivo, con rebaje diagonal de las calugas para el rodado, y cumplía con ser más angosto y liviano que el HR (sobre todo que el doble pared que tenía instalado).

Kenda Nevegal 2.10

El Small Block tenía una línea parecida a la del Mimo y la caluga en sí tiene el mismo diseño de la del Nevegal, pero con dos corridas adicionales y de casi la mitad de las dimensiones. La goma es dureza 60 en las corridas del medio y 50 a los costados (DTC = Dual Tread Compound). Ambos me costaron $33.000.

Kenda Small Block Eight 2.10

Llegó la hora de probarlos. Obviamente primero había que subir.

Para arriba ambos rodaban bastante fácil, cosa que no me sorprendió del Small Block, cuyo patrón es incluso más tupido que el Mimo. Pero el Nevegal, para tener un diseño bastante agresivo, me agradó mucho. Lo sentí bien parecido al HR en arrastre, pero menos nervioso usando las mismas 32psi de siempre. Después me dí cuenta que la caluga era 1 o 2mm más baja que la del HR, y la goma Stick-E rubber de “bajo rebote” parece que iba haciendo su pega. No sabía que más probar en un neumático delantero en en subida, así que me empecé a fijar más en el Small Block de atrás.

Me metí a unas zanjas y empecé con el clásico juego de caderas para angular la bici y jugar con el equilibrio para salir hacia un lado. La pared de la zanja era suficientemente grande así que me preparé para el derrape (y posterior zapataso), pero nada pasó… y sonreí por mi compra. De ahí en más fui poniéndolos a prueba en cuanta zanja, hoyo y raíz que encontrara y siempre respondieron. Las calugas blanditas de los lados iban funcionando harto bien. Las únicas partes donde flaqueó, y probablemente por el dibujo, fue en zonas con tierra más suelta y en otras zonas arenosas, donde me habría encantado ir con el Nevegal también en la rueda trasera, pero mientras el terreno se mantuviera compacto, excelente. Como el Mimo pero más perdonador.

Kenda Small Block Eight 2.10

Para abajo era donde me interesaba más saber de estos bichos… así que bajé la presión a unos 22psi según mi dedo (otra vez el dedo…). Al principio les fui poniendo de a poco – estaba medio desconcertado fuera de mis Maxxis – pero a medida que fui forzando frenajes empecé a sentir que mi inversión iba en buena línea: la goma Stick-E rubber del Nevegal se pega como lagartija!!!. Doy firmado que frenan mejor que mis antiguos HR 2.35 Slow Reezay, y con un tacto exquisito entre la goma y el terreno.

Ya me empecé a soltar en las curvas y seguía sonriendo. Se sentía que era la goma la que hacía el trabajo sucio y que el dibujo era un dato de la causa no más. Empecé a acostarme un poquito más y ahí sentí la diferencia con el High Roller. El HR es de esos neumáticos que se enrielan muy bien, no como un Mobster que es un tren, pero puedes acostar la bici con toda confianza. El Nevegal no se va fácil, pero definitivamente su fuerte es el tacto. Es un neumático en el que vas “sintiendo la goma”, y en esos terrenos bien “chilenos”, con una base dura y un poquito de polvo encima, ufff, se lucen. Con el terreno más suelto y polvoriento, quizá sigan siendo mejores los High Roller.

Kenda Nevegal 2.10

Ya se me había olvidado el Small Block en la bajada. Mi dedo derecho venía consciente que no traía otro Nevegal atrás así que se limitó a mantener el orden. El mini Nevegal rodaba suavemente, sin hacer mucho escándalo y respondiendo cuando se le pedía

En resumen, creo que conseguí lo que quería con el cambio de neumas. Con el Nevegal rebajé como 400gr (estaba usando un doble capa), bajé el perfil para una bici más de sendero, y no sólo mantuve el agarre, sino que descubrí un tacto de lujo. Con el Small Block bajé casi 100gr, sigo rodando igual o mejor que antes, y gané agarre por los costados. Sólo me falta ver cuanto duran, sobre todo si hago no tubes.

…y ahora no me queda otra que ponerle Nevegal 2.35 a la bici de descenso.

Saludos, Bati.

 

Noticias relacionadas con esta que acabas de leer

Comentarios y Opiniones: 14

Deja un comentario