Cristobal Sahr :: Una experiencia 29er

Cristobal Sahr :: Una experiencia 29er

Por     el 29/05/11 a las 3:28 am.

Aqui les tenemos lectura para el fin de semana. Nuestro amigo Cristobal Sahr del programa de television Ciclo Pro de VTR nos ha enviado su experiencia de ya más de un año con las bicis de ruedas grandes. La historia esta bien entretenida ya que es bien vivencial. Pasen a leer y ver varios videos de ciclopro después del salto.

Aro 29

Desde el año pasado que vengo experimentando el Aro 29. Bicicletas con ruedas más grandes que la tradicional 26 y que prometen ser más veloces y estables que las mountain bikes (ahora) de ruedas chicas. Oxford viene trabajando hace unos años el aro 29, ofreciendo neumáticos y componentes. ¿Qué diablos gano con una bici más grande, inclusive más pesada? Preguntará el forista. Mis dudas eran similares, los que sabía era que una 29 recorre mayor distancia, tiene menos interferencia por baches en la ruta por tener mayor superficie de apoyo, al parecer son menos ágiles, y de aceleración más lenta, pero bueno, ya se ven en las Copas del Mundo y Xterra por doquier, solo queda ir del dicho al hecho y subirse a una para degustar esta nueva tendencia internacional.

Con este espíritu fue como el año pasado realizamos el primer experimento con estas bicicletas en el viaje a Brasil a correr la Moda Cup de Pernambuco. En esa oportunidad tomamos la Kona Smoke, bici de ciudad que tiene el ancho suficiente en la culata para poder usar neumáticos de tierra. El ‘engendro’ como le pusimos, iba con horquilla Spinner 29, cambios shimano y ruedas Novatec (todo lo bueno, bonito y primordialmente barato).

Brasil

http://vtr.com/videos/item/191204

La Moda Cup es una carrera de maratón que se realiza en el Nordeste de Brasil. 64 kilómetros por la selva en las haciendas de Santa Cruz. Un Brasil pocas veces visto, como siempre caluroso y ‘muito loco’. El circuito tenía dos grandes cuestas y por lo menos 30 kilómetros de caminos secundarios, el terreno ideal para testear esta bici. En esa ocasión el ‘engendro’ era todo nuevo para mi: ruedas grandes, marco alto, horquilla no 100% regulada… demasiados estímulos y poco tiempo para tener ajustada la máquina. Ya en carrera la Kona Smoke se siente cómoda y veloz, noto los cambios que van muy livianos, se nota que la bici avanza más con la misma relación plato – piñón. Largos pasajes en la bici me dejan una buena impresión, pero con el bicho funcionando, ¿cómo será en otras condiciones? ¿y en terreno trabado? ¿y con una bici de prestaciones competitivas?

Quedo con varias dudas sobre la geometría. Esta bici está modificada de su concepción original, los ángulos con el cambio de horquilla no son los que están pensados originalmente. ¿Podrá ser más ágil si no voy tan levantado del suelo?. ¿Y que pasa con el manubrio? Me siento a dos metros sobre el suelo, ¿será mejor bajar la tee?

Así dejo el suspenso 29 hasta la próxima oportunidad.

Dinosaurio Blanco

Casualidad o no, pero esta vez cumplo 29 y aparece nuevamente este número en el camino. En los Dinos nieva como nunca, así que se programa la revancha del Dinosaurio Blanco para correrse en Abril. Se viene un buen set de carreras, ya que después iría a Córdoba, Argentina a correr el Desafío del Río Pinto. Desde Oxford armamos un plan para probar una bici más a largo plazo, con un test donde pueda comprobar las virtudes y defectos de la 29 en variedad de condicione y terrenos. En los Dinosaurios venía con un buen background de conocimiento, he corrido dos veces en 26 rígida y una oportunidad en 26 doble. Así que sería un punto de comparación mucho más objetivo que la sensación con el ‘engendro’ de Brasil.

La bici elegida sería la Kona Big Kahuna, el caballito de batalla de Kona, justo en la mitad de su catalogo, no la ‘top of the line’, si la respetable por un precio bastante amigable. Sram 7 con piñón de 10 velocidades, frenos Elixir, ruedas Easton… sonaba bien la cosa.

Por los que no conocen, los Dinos es la carrera de Mountain Bike maratón por definición, 78 kilómetros de ascenso desde San Fernando hasta las Termas del Flaco y un evento social donde la gran mayoría deja el alma por bajar su tiempo o llegar a la meta con luz día.

Desde la partida la bici se siente rápida, estoy en una 29 y en talla L, me siento manejando un Transantiago, ¡que poder! Paso cambios y confirmo la sensación de Brasil, todo a plato grande, más encima con piñón de 10, una rutera full time. En la tierra tengo un primer descenso en camino ancho. La Big Kahuna como varias 29 de catalogo, opta por manubrio plano, al ser la horquilla más alta por default la dirección y la tee las han acortado. Ahora si que si, la bici se controla bien, es distinta en las curvas al ‘engendro’, como la caja de motor está más alta, se siente difícil de acelerar cuando uno queda en seco, pero mucho más maniobrable una vez que uno le entiende la lógica de manejo.

En el largo falso plano junto al río Tinguiririca pensaba apretar la bici para sentir la diferencia. En otras ocasiones sufrí bastante con la espalda, por los kilómetros de calamina y tierra suelta, así que no iba full presión en los neumáticos. Pero la construcción de la central de paso cambio por completo el camino, se acabaron los pasos de agua y grandes tramos de carrera me siento en la carretera, como si fuera por el camino del Cajón del Maipo. Además, noto que el neumático más grande puedo llegar a 35 PSI y seguir cómodo, sin machacarme la espalda.

Ya cuando empieza la subida, me preparo, son 16 kilómetros inclinados, la bici claro que la siento más pesada que la súper Light rígida 26, pero considerando la plataforma que me encuentro, es ágil y maniobrable al pararse en los pedales. Bloqueo la horquilla y le meto para arriba. La RockShox Recon bloquea como palo, pero desbloqueada en el rebote no se siente muy progresivo. Me falto aire en la horquilla también, pienso. Métale sudando y llego a la meta, directo a la terma.

Al otro día recuperado y extasiado por el paisaje cordillerano, analizo la horquilla, aaa, tengo solo una cámara de aire, no se puede regular demasiado el rebote y el dial de ajuste no cambia demasiado la sensación. Inclusive el frente es cónico, para evitar la flexión de una rueda más grande, sin embargo viene con un adaptador ya que la espiga es lineal, por lo que se pierde ese potencial beneficio y se gana peso innecesario. ¡Dios mio, el adaptador es de acero!, exclama el forista que llevo adentro…

Con esta experiencia, me subo a la micro y nos vamos a Argentina.

Desafío del Río Pinto

En la Cumbre, un pueblo en la sierra de Córdoba se realiza la carrera de mountain bike maratón más multitudinaria de Sudamérica. Más de 4500 ciclistas recorren el sector del vaho del río Pinto, clásica imagen del rally WC donde los argentinos parillan en torno a una posa de agua y autos que pasan a todo dar. En este evento los argentinos no cambian el esquema y la carrera es conocida por la buena onda festiva del público que prepara su bife de chorizo a la orilla del camino.

El año pasado hice esta carrera sobre una Oxford OX-M aro 26, la tope de línea de carbono de la marca, la misma bici que usa el team en competencias de Cross Country. En esa oportunidad quedé con la espalda en la mano, la bici era muy racing para mi, eficiente para el pedaleo lineal, pero tras cuatro horas de pedaleo, la vibración del camino me pasó la cuenta.

Ya tenía más afinada la Big Kahuna, esta vez con la horquilla un poco más dura que en los Dinos, sacrifiqué suavidad por mejorar el rebote. Los cambios impecables y acomodado al piñón de 10, hasta ahora, el plato chico no lo había tocado.

La carrera parte muy rápida, en el kilómetro 10 un descenso no muy técnico, pero que la gran cantidad de corredores lo pueden convertir en algo peligroso. Los frenos Elixir realmente no se vieron exigidos, con los discos hay que poner una prueba de gran nivel para sentir una diferencia. Aquí Avid sigue la tónica de la serie Juicy, con una cámara hidráulica más grande que dicen es más eficiente. Para mi, lo bueno, mejorado.

En carrera tengo un tramo soñado, el sueño de cualquier tester arriba de una 29: camino ancho, falso plano con calamina y un viento a favor para sacar la vela y dejar de pedalear. Aquí me prendí, plato grande piñón chico, pedaleando cargado para no rebotar en el camino, llevo un trencito atrás, se me suman, vamos trabajando, que placer, ¡voy volando! Es tanta la emoción que no distingo un sector de piedras, entro y la salvo, pero una de las rocas salta y golpea medio a medio mi pata de cambio. La transmisión suena, cruje, tengo la pata doblada. Hasta aquí llegué, pensé con gran frustración. Del paraíso al infierno de un suácate, cero compasión. Mientras me encomiendo a los dioses del ciclismo… Oscar Freire sácame de acá, oo Brian Lopes salva a este mortal! Aplico poderes terrenales y con una silvestre llave allen comienzo a doblar de regreso la pata de cambio a su posición natural. La pata responde, yo pensaba, acá la doblo y la cosa se quiebra. Pero no queridos amigos, la pata fue rescatada, X7 soportó mis angustias y pude volver a carrera. Llegué a meta sin presionar la transmisión, llega tarde, pero llega, me decía.

Así en resumen, les puedo comentar que el objetivo de probar, testear y abusar de la Kona Big Kahuna llegó a buen puerto. Claramente el aro 29 funciona, en este tipo de carreras es una diferencia cuantitativa, altamente recomendable para Dinosaurios y sus derivados. Sobre el modelo en particular, el upgrade que le llora es el de horquilla y dirección, que sería los elementos que no están a la altura del resto de los componentes. Pero considerando el precio ($850 lucas aprox), es una inversión que vale la pena, para terminar con marco aluminio 6005, ruedas Easton y una all rounder lista para la acción del mountain bike maratonístico.

Espero haber sido objetivo dentro de lo experiencial de mi relato. Cualquier duda, les recomiendo hablar con Andino Reyes, precursor del aro 29 y que atiende en persona en la sucursal de Manuel Montt.

Próximo destino, el trofeo de Rapa Nui el primer fin de semana de Junio, donde estaré testeando otra Mountain Bike sorpresa y una rutera que dará que hablar… mejor no escribo más y estén atentos a CicloPro.

Estrenos Rapa Nui: Martes 21 y 28 de Junio. No se lo pierdan!

Cristóbal Sahr

 

Noticias relacionadas con esta que acabas de leer

Comentarios y Opiniones: 4

Deja un comentario