Gran Hazaña :: Cerro El Plomo 5424mts en Mountain Bike

Gran Hazaña :: Cerro El Plomo 5424mts en Mountain Bike

Por   el 25/01/17 a las 8:04 pm.

Este Proyecto representa la unión de un grupo de amigos que, motivados por el mountain bike y la alta montaña en todas sus expresiones (verano e invierno), decidieron durante el 2016/2017 alcanzar varias cumbres de cerros que rodean Santiago con el fin de pedalear los antiguos y largos senderos que recorrieron incluso los primeros habitantes de nuestro valle.

Por: Patricio Goycoolea y Thomas Samsing

Fotografo: James Alfaro

Nuestro primer desafío fue el Cerro Provincia (2.750 msnm) en el cual hicimos cumbre de noche para usar el domo habilitado que se encuentra ahí y descender al día siguiente devuelta a San Carlos de Apoquindo.

Como terminamos motivados, esperamos buenas condiciones y partimos la Travesía de Ramón, partiendo desde San Carlos de Apoquindo alcanzando las cumbres del Cerro Provincia (2.750 msnm), Cerro Tambor (2.788 msnm) y Cerro de Ramón (3.252 msnm) para luego descender por cerca de 2hrs hasta al sector de El Manzano en el Cajón del Maipo.

Esto fue sólo el principio para imaginarnos una aventura mucho mayor, el imponente Cerro el Plomo (5.424 msnm), cerro que ya ha sido recorrido por muchos, inclusive los Incas quienes lo veneraban como una montaña sagrada: Apu Wamani (Guardián del Valle).

Al igual que estas tribus sentíamos ese llamado a lo desconocido, preguntándonos como seria movernos en nuestras bicicletas a grandes alturas, acortando distancias, desafiando los senderos e improvisar rutas que antes no se habían imaginado. Cargar nuestras bicicletas como ofrenda sonaba la locura ideal como para unir a un grupo con el que por más de 3 meses preparamos esta expedición, tanto logística como físicamente, sin tener claro como reaccionarían nuestros cuerpos una vez sometidos, con el peso de nuestras bicicletas, al rigor de la montaña.

 

ACLIMATACIÓN

Estos momentos fueron claves para nuestras primeras aproximaciones, ver cómo se comportaba nuestro cuerpo al esfuerzo físico y las bicicletas con la presión de altura. Hicimos 2 grandes aclimataciones:

  •  Cerro Pintor (4.180 msnm)
  • Travesía Cerro Falsa Parva (3.888 msnm) – Cerro Parva (4.047 msnm) – Cancha de Carreras (4.100 msnm) – Campamento Federación (4.100 msnm) – Piedra Numerada – Laguna Piuquenes – Bike Park La Parva

Una vez planeada la ruta y definida la fecha de expedición nos dedicamos entre nosotros 5 a reunir un equipo humano de personas capaces de acompañarnos y apoyarnos durante la expedición. Es ahí donde conocimos a Pablo y James quienes serían los encargados de documentar esta hazaña, y más allá de eso involucrarse en un proyecto ahora de carácter audiovisual.

Ya con la parte audiovisual cubierta, ahora necesitábamos apoyo logístico. Es por eso que invitamos a nuestros amigos Juanma, Camilo y Cristóbal quienes aportarían con su experiencia en montaña, bicicleta, logística de campamentos y por sobre todo las mejores vibras cumbreras!

ASCENSO

Llego el gran día en que nos aventurariamos a 4 días de montaña y bicicleta, equipamos nuestros bolsos con comida para 10 personas, sacos de dormir, carpas 4 estaciones y un domo que usaríamos como comedor y lugar de reuniones. Cargamos las mulas con todo el equipo audiovisual, accesorios de montaña como crampones, piolets y cuerda en caso de que fuera necesaria para el cruce de glaciar, las carpas y la comida.

Íbamos dispuestos a todo y a agotar nuestros recursos disponibles para lograr la cumbre. Era todo o nada, al menos muchos lo sentíamos así.

Luego de 5 hrs de pedaleo y porteo de bicicleta, llegamos a almorzar al Campamento Federación donde montamos nuestro primer campamento base. Gracias a Camilo y Cristóbal quienes se adelantaron a pie manteniendo una marcha firme durante el día, nos aseguraron un lugar con vista a la cumbre, de fácil acceso al agua y que recibiera la primera luz del día.

Fotografo: James Alfaro

Ya instalados, nuestro colega Santi tomo su bicicleta y en una misión en solitario caminó en dirección a La Hoya y se mandó tremenda bajada de freeride entremedio de una garganta de piedras, mientras las más de 80 carpas del BC miraban asombradas lo que estaba sucediendo. Sin duda era un pequeño barniz de lo que se vendría durante los próximos días.

Sin perder de vista nuestro objetivo había que descansar, por lo que era importante mantenernos hidratados y distraídos ya que nos quedaban menos de 36 horas para el intento de cumbre.

CAMPAMENTO BASE

Se nos venía un largo día de aclimatación, pero era importante no perder la energía. Fue cuando con Thomas y Santi fuimos en busca de más freeride por la zona. Mientras escalabamos unas paredes de rocas, Pablo y James se posicionaban para conseguir la mejor toma. Lo bueno es que ellos también se desplazaban en bicicleta, lo que hacía todo más rápido y eficiente.

Las bajadas salieron nítidas e incluso con pasadas de nieve, lo que nos entregó las mejores sensaciones sobre este hostil terreno y nos hizo recargarnos de confianza y seguridad para lo que vendría al día siguiente.

Fotografo: James Alfaro

Durante la tarde decidimos portear nuestras bicicletas a un punto entre La Hoya y Agostini  (4.620 msnm) para seguir con el proceso de aclimatación, soltar las piernas y ahorrarnos un acarreo bien pesado que se venía al día siguiente. El plan era salir a las 04:30 am para estar haciendo cumbre a eso del mediodía.

Comimos y nos fuimos al saco, momento en el que empezó un fuerte viento que no pararía en toda la noche, el domo casi se volaba.. la carpa nos aplastaba la cara. En la mente de todos se instalaba la imagen de ir subiendo con las bicicletas enfrentando este fuerte viento, lo que claramente dificultaria el ascenso. Dicho y hecho, así fue!

3:30 am: Suena el despertador en el domo. Sigue el viento, Max mira a Thomas y le dice ‘tenemos una situación con el viento’, a lo que Santi se levanta y cual comandante empieza a dar órdenes de calentar agua, armar el desayuno y preparar nuestro equipo. Game on!

Sintonizamos nuestras radios en el canal 420 y fijamos la hora de salida a las 4:20am, ritual cumbrero que impondría nuestro amigo Camilo que empezaba a liderar el grupo seguido de los 5 ciclistas, y el multifacético James que cargaba todo el equipo de montaña, su bicicleta y las cámaras. Mientras tanto, Pablo se ubicaba en un lugar estratégico, comenzábamos nuestra marcha de noche, con mucho viento y unos -5 grados.

Luego de recuperar lasbicicletas pasado La Hoya, decidimos re-agruparnos mejor; Cristobal sin bicicleta iba a marcar el ritmo de marcha. Luego vendría el resto del grupo, Santi, Max, Thomas, Julio y yo, con Camilo cerrando a pie. Nuestro amigo James jugaba en la montaña haciendo tomas con su cámara olvidándose del frío y el viento que era aún más fuerte a medida que ganábamos altura.

Primera parada: Refugio Agostini a 4.620m.

El refugio estaba repleto de andinistas especulando qué hacer con el fuerte viento mientras el sol aún no salía. Lo que si habíamos descartado era que viniese alguna tormenta, por lo que el desafío se traducía solamente en soportar el viento, aislar los pensamientos, enfocarse en la respiración y oxigenación del cuerpo y encontrar el ritmo de grupo.

Avanzamos bien por el acarreo que viene antes de La Pirca, pero justo en el filo cuando estábamos expuestos al mayor viento del día nuestro colega Julio se nos quedaba atrás, víctima del mal de altura (por falta de aclimatación producto de una lesión a 1 mes del ascenso). Sentía náuseas y el cuerpo muy débil, donde en esos casos todos sabemos que la opción era solo una; no seguir subiendo.

Fotografo: James Alfaro

Nos miramos unos a otros. Esto era algo que ya habíamos conversado y estábamos listos para reaccionar en caso de que pasara. Julio tuvo que dejar la cordada, pero feliz porque el grupo seguía fuerte. Es importante que alguien que no se siente bien a esa altura (4.900 msnm), no baje sin asistencia y menos si va con bicicleta. Es por eso que Cristóbal sería la persona indicada para acompañar a Julio hasta Agostini, mientras que el resto del grupo seguiría con la compañia de Camilo a pie y James con las cámaras.

Logramos avanzar a buen ritmo como grupo, algunos bajandolo a ratos y otros dando todo lo que tenían. Pero lo importante era que nos manteníamos unidos, siempre hacia delante, siempre hacia arriba. El amanecer y las vistas que se nos regalaban eran de gran ayuda para mantenernos contemplando y distraídos disfrutando este viaje a los 5.000 metros de altura! Cumbres como el Tupungato, el Marmolejo, San Jose y luego el Aconcagua serían los principales testigos de lo que estábamos logrando.

Ya en el cruce de glaciar Iver nos agrupamos por última vez a discutir la línea de bajada, revisar como íbamos con el cronograma del día, checkear por radio como iba nuestro amigo Julio y alistarnos para caminar sobre hielo! Cruzamos a eso de las 10am. Veíamos cada vez más cerca la cumbre, concentrados al 100% recargábamos energías y seguimos empujando nuestras bicicletas, todavía contra el viento pero con el objetivo en su lugar.

Fotografo: James Alfaro

CUMBRE

Este momento podríamos definirlo como un momento de pura majestuosidad, de la mayor gloria que existe como sensación dentro de un ser humano, felicidad pura, y lo mejor es que ese momento se extendía a una épica bajada desde los 5.424 mts de altitud!.

Abrazos, alegría y celebración en la cumbre para después ponerse el casco integral y quedar listos para hacer lo que sería una de las bajadas más increíbles de la vida. Un freeride impresionante rodeado de hielos y montañas gigantes, con acarreos parados y switchbacks muy técnicos.

Fotografo: James Alfaro

Cuando cruzamos el glaciar divisamos una línea directa cercana a la cumbre de unos 200 metros de largo que se veía accesible para bajarla. Mientras íbamos ya bajando fuimos a mirarla para así después conectar esta lengüeta de hielo de más de 200 metros al más puro estilo freeride, surfeando esta masa de hielo a más de 5,200 metros de altitud, realmente una experiencia alucinante.

Los andinistas que iban camino a la cumbre veían esto y simplemente no podían creerlo. Crampones, piolet y hasta cuerdas a veces usan para ese cruce de glaciar y nosotros bajándolo en bicicleta.

Después de unas muy buenas bajadas de todos los estilos finalmente llegamos al Refugio Agostini donde nos encontramos con Julio, ya recuperado, y seguimos los 5 el descenso hasta campamento Federación, nuestro campamento base. Comimos algo, desarmamos campamento y nos fuimos directo hasta laguna Piuquenes (2-3 hrs aprox) donde establecimos nuestro segundo campamento. Pero  esto no terminaba aquí.

ÚLTIMO DÍA: DH hasta la curva 1

Tomamos nuestras bicicletas y a pocos metros teníamos el Bike Park de La Parva para después conectar con el mítico Parvazo y luego terminar en la curva 1, que privilegio! Una vez abajo, mirábamos hacía atrás hasta donde habíamos llegado y todo lo que habíamos bajado, en nuestras bicicletas. Una sensación de gratificación y orgullo, donde todo lo que habíamos pensado y planificado se habia hecho realidad.

Qué afortunados somos de tener esta gran Cordillera a lo largo de  nuestro hermoso país que nos permite aventuras como esta.

En resumen, con la bajada completamos más de 4.100 metros de desnivel al más puro estilo freeride DH que jamás habíamos hecho en nuestras vidas. Algo que no en cualquier parte del mundo se puede lograr.

Fotografo: Jeremias Marinovic

Nos sentimos muy satisfechos, al igual que nuestros antepasados Incas, de haber logrado recorrer largas distancias de camino, haber superado diversos obstáculos y por sobre todo haber confiado en nada más que nuestro instinto y convicción para descender sobre nuevas rutas para volver sanos y salvos a al valle del cual provenimos.

Ahora, todos quedan invitados a asistir al lanzamiento del video que estamos produciendo y que retrata todos los monentos de esta hazaña. El evento será en Marzo, con fecha y lugar por definir.

Nos despedimos, Los Guardianes del Valle.

INTEGRANTES

Bikers:

  • Patricio Goycoolea
  • Thomas Samsing
  • Santiago Pérez
  • Max Vignau
  • Julio Hochschild

Apoyo Logistico:

  • Cristóbal Bate
  • Juan Martin Gerstle
  • Camilo Bruna

Audiovisual

  • PabloAzocar
  • James Alfaro (este ultimo titán llego a la cumbre con su cleta tb!!)

Logística de Expedición:

  • Inner Mountain Chile / www.innermountain.cl

 

DATOS ÚTILES Y EQUIPO

  • Ropa adecuada de alta montaña (bototos, anteojos, abrigo etc)
  • Crampones y/o piolet de marcha. (o huevos pa tirarse el glaciar andando)
  • La hidratación es primordial, tomar bastante agua en todo momento
  • Radios de comunicación

El ataque a la cumbre deberá comenzar muy temprano (salir no más allá de las 6 am). Esto porque en verano es muy común que se produzca borrasca alrededor del mediodía, con probable tormenta eléctrica. Por eso se recomienda alcanzar la cumbre no más allá de las 12 am, y antes si el tiempo lo indica. La cumbre del Plomo no es un lugar muy seguro donde permanecer.Guardar

Comentarios y Opiniones: 20

Deja un comentario