Race Report :: Cerduo Bike Fest Enduro Cup 2018

Race Report :: Cerduo Bike Fest Enduro Cup 2018

Por     el 05/07/18 a las 5:16 pm.

Texto: Rubén Espinoza
Fotografías: Patricio Garrido y Rubén Espinoza

Todo comenzó con un pedaleo al Cerduo Bike Park el día Lunes 11, como estaba cerrada la entrada al parque, llamé a Aníbal Carrasco para decirle que entraría por un costado, luego, al irme del parque, me encuentro con Aníbal y después de un par de palabras le ofrecí mi ayuda a palear o en lo que fuese necesario y comprometido a ayudar como fuera para que este evento único llegara a éxito.

Fue una semana sin parar, paleando desde la mañana hasta que ya no quedaba luz natural en el cielo, a veces sin siquiera parar a almorzar, con la ayuda de frutos secos y snacks y, por sobre todo, la fuerza y energía que nos da esta tierra… No hubo día que no se sudó trabajando, aun cuando el frío y la lluvia jugaban en contra. Día a día se puso todo el corazón en hacer esto posible y se hizo con amor y mucha alegría, una energía que no es posible describir con palabras, pero se puede traducir en que el mountainbike enduro acá se trata de una familia y me siento orgulloso de ser parte de ella.

Los días previos a la carrera adornaban lo que sería un escenario único en una carrera.

Los senderos estaban cubiertos de nieve los días previos pero el trabajo de despeje fue sin parar, el sol ayudó a derretir algo pero las bajas temperaturas endurecían la nieve convirtiéndola en bloques de hielo, el día viernes afortunadamente llovió lo que limpió y ayudó bastante.

Antonio “Il Tonino” Leiva camino a iniciar la clínica y presentación de los senderos.

Al fin llega el día tan anhelado, el día en que se abrieron las pistas para el entrenamiento de todos los corredores que, de distintas partes de Chile, llegaron con gran emoción ya por el sólo hecho de llegar a este maravilloso y hermoso lugar. Ya la nieve estaba desapareciendo y los senderos comenzaban a tener un Grip único, que sólo en estas tierras sureñas se puede encontrar. Un lugar único y con un ambiente
que invitaba a compartir como una gran familia. Comenzaba una clínica y reconocimiento de pista más tips impartidos por el  experimentado Antonio Leiva, uno de los principales organizadores. Todos, sin excepción, quedaron enamorados de cada uno de los senderos. Se respiraba ya en el aire toda la buena onda y la alegría que desbordaban todos, no sólo por ser parte de esta carrera en un lugar único, que mezcló senderos con nieve, tierra, raíces, bosques, si no también senderos únicos en Chile por donde bajas sobre un río formado por las milenarias erupciones del majestuoso Ruka Pillán (Volcán Villarrica) sobre lava petrificada y roca volcánica, un verdadero pumptrack natural.

Nadie quedó indiferente a las distintas líneas que ofrecían los senderos. El la segunda foto vemos a Diego Carrasco, uno de los principales organizadores de esta carrera revisando con estilo cada sendero.

El ambiente familiar impregnaba el lugar llenando con el calor de las parrillas.

Ese mismo día (sábado 16) mientras en el Cerduo Bike Park se afinaban los últimos preparativos, en el centro de Pucón, en la tienda Pikilo del Tonino, se hacía la entrega de los kits de número y últimas inscripciones para la carrera, junto con un ambiente muy relajado y alegre, compartiendo las deliciosas variedades de uno de los auspiciadores (Cervezas Pillán y Jugos Bless)

Qué mejor recepción para la entrega de los kits y últimas inscripciones que ser atendidos con una exquisita cerveza local y jugos energéticos.

Para poder lograr una conexión más profunda con el lugar, decidí quedarme la noche del sábado en mi carpa en uno de los miradores de los saltos, por lo que comencé a vivir el gran día de la carrera desde que las primeras luces del sol coloreaban cada montaña y cada árbol que habitan estas tierras, Imposible escribir todo lo que se siente estar acá y conectarse y dejarse llevar por lo mágico del lugar.

Los primeros rayos del sol coloreando las nubes tras las montañas dibujando las siluetas de los bosques.

No existen palabras suficientes en nuestro idioma que puedan describir las sensaciones de estar acá.

Los Kids demostrando que este deporte no es sólo una competencia, es crear lazos y compañerismo, compartir la alegría y experiencia que nos une a la naturaleza.

Se realizó una charla inicial para luego comenzar con la categoría más linda, especial para celebrar el día del padre, la categoría KIDS, en donde familias completas, algunas en donde cada uno es mountain biker, alentaban y apoyaban a sus peques durante toda la primera especial.

Berny Pizarro haciendo algunos ejercicios de calentamiento previo con Rafaela y Salvador Madrid.

Todas las categorías comenzaron alternadamente la primera especial llamada Jabalí, un sendero bastante físico y trabado, que exigía mucha técnica para aprovechar todos los pumps naturales y los bumps de roca, con una curva muy técnica que cobró algunos despistes, senderos rodeados de escoria volcánica y vegetación propia del lugar.

Jabalí exigía mucho el físico, sacando técnica y resistencia durante todo el sendero.

Pitio XL fue la especial más larga, muy fluida con un rock garden que exigió toda la habilidad y puso a prueba el control sobre la máquina.

Entre bosque de Lengas, Coihues y Hualles se daba la especial Pitío XL especial que cobró muchas caídas en su sección de rock garden debido a la gran velocidad que se ganaba en su primera sección.

Una de las secciones más complicadas de toda la carrera fue este paso, en donde el control en la entrada y la fluidez y elección de la línea era fundamental para no resbalar en el filo de la roca.

La última especial llamada Vizcachas, era una de las más técnicas y variadas, con muchas secciones en donde la elección de la línea y el control de la velocidad jugaban un factor crucial para no perder segundos en el crono. Además de ser técnicamente muy demandante, por lo variable de su terreno y de su grip, esta última especial era la más hermosa en cuando a paisajes, siempre con la imponente presencia del amo y señor de este lugar, nuestro mágico y siempre despierto y poderoso Ruka Pillán. Esta especial culminaba con un verdadero pump track natural de lava petrificada a orillas del Río Turbio.

Senderos y paisajes realmente maravillosos, como si fuese la superficie lunar. Vizcachas invitaba a copiar la fluidez con que corren las frías aguas del Río Turbio para no perder velocidad en los últimos metros de esta inigualable carrera.

Acá vemos a Mauricio “Taka” Acuña pedaleando a fondo hacia la meta para, finalmente, coronarse campeón de la categoría Pro con un tiempo total en las tres especiales de 7 minutos y 41 segundos (07:41, 431)

Ya finalizada la competencia y con la música detonando, se comenzaba a disfrutar de las riquísimas hamburguesas del 1 y de cervezas artesanales Pillán, que todos los asistentes pudieron probar y deleitarse para reponer fuerzas y ver el broche de oro de este día inolvidable.

Y qué mejor manera de concluir esta competencia que demostrando toda la “Challa”, toda la técnica en un concurso de Best Whip.

En resumen, fue un día inolvidable, ver reflejado en cada rostro, en cada sonrisa, en cada palabra y abrazo, el agradecimiento y la alegría con la que cada uno de los asistentes, corredores de todas las edades, amigos y familias, de todas partes de Chile, incluso de Argentina, se despedían de este inigualable lugar.

No puedo más que sentirme feliz y orgulloso de formar parte de esta gran familia que nació este año y que perdurará en el tiempo para hacer de este Cerduo Bike Fest un evento que todos los mountainbikers de corazón de Chile y de cualquier otro país anhelen estar presentes en lo que fue y seguirá siendo la carrera más bella del Enduro MTB nacional.

 

Noticias relacionadas con esta que acabas de leer

Comentarios y Opiniones: 3

Deja un comentario