Test :: Kids Ride Shotgun

| el 27/12/19 a las 11:00 am. | 1

Hace unas semanas se nos acercaron unos viejos amigos que venían con una sorpresa que querían que probáramos. Se trata de una silla para la bici para que podamos disfrutar el cerro con nuestros niños/as.

Una empresa neozelandesa creó esta silla y es muy fácil y de rápida instalación, sin la necesidad de tener que dejar piezas instaladas en nuestras queridas montenbaiks, a continuación les dejo mis impresiones.

Al abrir la caja te das cuenta que trae todo lo que necesitas para la instalación, llaves de punta y allen 6. Además para el momento que la saques de la bici trae una bolsa de género para guardarla. El primer seteo toma un tiempo, pero la verdad creo que es más de maniático y como en mi caso subí a mis niñas me di más vueltas de las normales. Una vez que la tienes regulada, sacarla y ponerla no te tomará más de 5 minutos.

Características:

– Estructura de aluminio con anclaje integrado universal
– Pads laterales acolchados para anclaje universal
– Peso de estructura aproximado de 1.5kgs
– Capacidad de carga hasta 22 kgs o edad entre 2 a 5 años
– Útil para marcos de 26, 27.5, 29 rígidos o dobles.

Esta pieza se ajusta prácticamente a todas las bicis, para la eléctrica tuve unos problemas dado el ancho de los tubos pero me las pude arreglar para instalarlo. De todas formas ya nos adelantaron que los nuevos modelos vienen con las modificaciones para ebikes.

La silla cuenta con un gran colchón de goma en la parte superior y un pads laterales también de goma para proteger y encajar cómodamente en tu cuadro sin la necesidad de que tengas que pensar o inventar algo para proteger y cuidar el marco.

Posee dos anclajes; el primero es un bloqueo tradicional entre ambos tubos que es fundamental para que la silla no se mueva para adelante o atrás. El segundo es el eje donde se atornillan los pedalines. Ninguno de los dos es necesario apretarlo a morir, un vez que están atrincados la goma hace su trabajo y la silla no se mueve.

Los pedalines poseen unos estribos con dos posiciones, que son fundamentales para que el niño siempre vaya con los pies en posición y con eso evitar que pierda el equilibrio y se caiga.

El asiento tiene un buen tamaño y es cómodo, lo use con mis dos hijas y de hecho la menor esta fuera del rango de edad y pudo disfrutar igual andar con el papá!

A lo nuestro :: Al Cerro

Antes de salir, hice una pequeña prueba con mi hija más grande, la Camelia, que tiene casi 4 años y le explique que siempre debía ir bien afirmada al manubrio y nunca sacar los pies de los pedalines. Rápidamente cacho que debía confiar y no he tenido ningún problema en nuestras salidas. Antes de que nos moviéramos ya estaba super excitada con pedalear con el papá. En ese momento entendí que daba lo mismo el lugar donde ir, lo importante era salir juntos! Les comentó esto porque varios días me dio vuelta por la cabeza el lugar al que debíamos ir. Todo era mucho más sencillo.

Con el casco puesto estábamos listos para salir!

Con el permiso de la Contralora (la mamá) partíamos y se le notaba lo feliz que iba! La verdad a la Camelia me ha costado motivarla con la bici y no quiero ser de esos papas insistentes, si quiere andar bkn y si no quiere bkn también. Con la silla esto cambio, ahora todos los días me pregunta ¿cuando salimos papá?…jajajaaa……tremendo!

Tuve la oportunidad de llevar a mis sobrinos en sillas que van en la parte trasera de la bici y me paso que al ir atrás no hay forma de comunicarse y tampoco se sabe como van. Con esta silla se da un muy entretenido momento, de verdad el momento padre-hijo es de la pu**madre.

Los mejores recuerdos que tengo con mi papá son los que pasamos arriba de la bici, si bien no existían este tipo de sillas quiero que mis niñas tengan recuerdos como los que yo tengo con mi viejo. Siempre con mi papá hemos sido muy unidos y creo que es en gran parte por todos los momentos que vivimos juntos pedaleando.

Cerro Chena año 1999 (si no me falla la memoria) gracias papá!!

Con estas dos experiencias, pensé porque es mejor tener las sillas frontales y no las traseras

Silla Frontal v/s Silla Trasera
– Participación activa, aprende control
– Posibilidad de interactuar
– Funciona con cualquier tipo de bici
– Mejor distribución del peso
– El niño/a tiene campo visual

Como les comenté anteriormente, también subí a mi hija más chica, la Pali. Tiene un año ocho meses y con ella es todo lo contrario, le encantan las ruedas y motivarla con la bici es muy fácil. Claramente es una de las nuestras!

Con la Pali entendí porque la silla es para niños/as de dos años hacia arriba. Partí de la misma manera con la Pali, en el patio de la casa explicándole lo que debía hacer y me costó mucho más que entendiera, pero eso es super obvio! de todas maneras ella quería subirse, se le notaba! y yo obvio que quería subir a las dos. Anduvimos las primeras veces con un par de problemas, se soltaba o perdía los pedalines pero al poco rato cacho que debía concentrarse, afirmarse y disfrutar.

En las partes con pendiente, sobretodo de bajada, tenía que afirmarla un poco porque le falta fuerza, pero como les conté más arriba, lo importante es subirlas, salir con ellas sin importar el destino, sólo mostrarles lo bkn que son las bicis y crear esos momentos inolvidables y eso se da en un espacio donde puedas compartir y disfrutar con ellos por lo que la silla frontal la lleva.

Si quieres autoregalarte esta silla para disfrutar con tus hijos este verano te cuento que la puedes comprar directamente en www.niko.cl No lo dudes y aprovecha de meterles el vichito de la bici desde muy chiquititos.

Te decidiste? Cómprala aquí

Comentarios y Opiniones: 1

Deja un comentario

@montenbaik

/montenbaik