Report :: Bike Fest Aysen 2020

| hace 1 semana. | 0

Nuestro amigo y director general de MTB O’Higgins nos envìa un relato de su participación a principios de año en el Bike Fest de Aysen. Enjoy!

En noviembre del 2019 recibí una invitación para los días 26 y 27 de febrero 2020 de mi gran amigo Mauricio Flores, pionero del Mountain bike en el sector de Puerto Bertrand en Aysén, Mauro se fue hace 10 años a la Patagonia chilena a colonizar y desarrollar un proyecto social deportivo en esta comuna. A lo largo de este periodo él ha estado trabajando en la construcción y habilitación de senderos para Mountain bike en la zona. La invitación era para participar de la tercera versión del Bike fest Patagonia en Aysén, un evento de 5 días dedicados exclusivamente a la bicicleta en donde se realizan: clases, exposiciones , cine outdoors al aire libre y por cierto, la final del campeonato @patagonianenduro de la región de Aysen, aunque no lo crean! en la Patagonia Chilena ya hay un campeonato regional de enduro MTB, con 5 fechas que van rotando en diferentes locaciones a lo largo de un calendario y un buen grupo de corredores con estrellas locales incluidas que son realmente unas bestias de nuestro querido deporte.

Siempre había querido andar en bicicleta en la región, ya es un secreto a voces que Coyhaique se ha convertido en un destino mundial exclusivo de enduro mtb por su buena conectividad y calidad de senderos mezclados con paisajes hermosos, pero sin duda andar en bicicleta en un lugar como
Puerto Bertrand, casi el final de la carretera austral de la Patagonia Chilena, me sonaba aún más interesante.

Para llegar, si vienes en avión debes andar unas 5 hrs. y media en auto al sur desde el aeropuerto de Balmaceda (40 km al sur de Coyhaique) por la carretera austral hasta llegar unos 5 km antes de la localidad de Puerto Bertrand, ahí está el predio de Mauro (Bike Tour Chile), quien además de ser el director del campeonato, esta vez hospedaría la última fecha del campeonato y el Bikefest Patagonia en Aysén.

Sin dudarlo y con los permisos de la patrona al día, invité a mi vecino Renguino (Pierre Paraud) quien se sumó en forma inmediata, con los pasajes en mano y camioneta lista en el aeropuerto Balmaceda para el traslado, partimos a la Patagonia. Una vez que llegamos al aeropuerto y comenzamos el viaje por la carretera austral hacia el camp en Puerto Bertrand, nos recordamos de inmediato por que la Patagonia es mundialmente reconocida por su belleza salvaje.

Después de varias horas de viaje nuestra curiosidad iba aumentando cada vez más ya que si bien conocía la carretera austral, nunca me imaginé que iba algún día poder hacer mi deporte favorito en un lugar tan espectacular y lejano a la vez. A nuestro arribo, don Mauro nos estaba esperando con su staff, el lugar donde se emplazó el camp del evento es realmente hermoso y por cierto muy sustentable ya que contaba con baños secos, placas fotovoltaicas y cada uno se debía llevar sus residuos de regreso. Cuando llegamos estaba terminando un curso de PMBIA(Curso de instructor y guía de mtb ) dictado por David Gagnon, director de la misma institución para 8 nuevos instructores de la región, quien se veía con una gran sonrisa y complacido de poder hacer clases en un lugar como este junto a una
comunidad receptiva y motivada por profesionalizarse.

Al día siguiente, temprano en la mañana, después de un rico café y desayuno (preparado por doña Kuki Gardulski y Tami Hermosilla) partimos a reconocer las 3 especiales que se correrían al día siguiente, el enlace era de unos 45 a 50 mnts. por un bosque de lengas y ñirres mezclados con
paisajes sacados de una postal de calendario, todo era pedaleable para arriba con un rico sendero compactado que se mezclaba con tierra de hojas y chips naturales de troncos antiguos. Una vez arriba se daba el inicio a las 3 pruebas.

Había especiales que comenzaban con una linda vista a campo hielo norte y abajo al lago General Carrera y lago Bertrand. Para nuestra sorpresa los senderos superaron nuestras expectativas en cuanto a fluidez y con un sistema de marcaje al cuál no estábamos acostumbrados ya que no
habían líneas de cintas continuas, sino marcas cada ciertos trechos que te hacían ir muy atento para ir navegando sin perderse de los senderos lo que le dio un toque especial a otras carreras de enduro. Este tipo de marcaje nos contó Mauro que se debía a los impactos que dejaba y las pocas posibilidades de poder reciclarlo posteriormente. El clima fue amigable por esos días, con temperaturas muy agradables y casi sin nubes para poder observar mejor los paisajes. Al finalizar el día de entramientos se realizó una reunión al aire libre que comenzó con la entrega de certificados a los nuevos instructores PMBIA y seguido por una serie de charlas de sustentabilidad finalizando con una serie de films de aventura que nos dejaron muy motivados para el día siguiente.

El día sábado desde las 9 am comenzaron a largar los primeros corredores, habían de distintas edades, habilidades y países, algunos entusiasmados por ser lo mas rápidos y otros como yo con Pierre que no queríamos que las pistas se acabaran, también de los que no sabían si mirar el paisaje o el sendero mientras bajábamos en compañía del clima perfecto.

La especial 1 (Tucuqueres)fue la más larga (5:00 mnt. Aprox.) con senderos fluidos a hasta llegar a un plano-repecho que te dejaba con la lengua afuera y agotado para enfrentar la bajada final que era muy empinada y que a más de uno hizo caer.

Especial 2
El inicio de esta prueba era para quedarse a vivir ahí, con vista a campos de hielo, pasto verde y corto bajo un bosque de lengas, 3:45 aprox. de puro disfrute entre bosques y pasadas de bloque de rocas gigantes, solo fluir.

Finalmente, la especial 3 era una verdadera travesía por distintos valles con diversos tipos de terreno y pendientes, un cocktail ideal para despedir la carrera. Al finalizar se debía pedalear hasta llegar a la meta que estaba en el camp a 25 mnts. desde ahí.

Sin duda que cuando los eventos son tan buenos no te das cuenta de lo rápido que pasa el tiempo, el día voló y pudimos apreciar a una variedad de corredores muy rápidos y entusiastas que le ponían todo el corazón, no importaba el nivel, la cara de felicidad y satisfacción de haber surfeado
esos senderos en la Patagonia era la misma.

Al finalizar la jornada y con cero accidentados, se dio inicio a un tremendo asado de cordero al palo que tenía preparada la organización junto con una cervecería local, más una que otra bota de vino por ahí que salió entre los amigos patagones que tan bien nos trataron.

Definitivamente fue un lindo regalo cargado de días de bicis, nuevos amigos y naturaleza pura como si el futuro supiese que se vendrían muchos días y meses sin salir a pedalear en el exterior.

Estos bellos días quedarán grabados y atesorados hasta que podamos volver a salir a hacer lo que mas nos gusta, de todas maneras volveremos el próximo año, muchas gracias a Mauricio y todo el staff que hizo posible este evento el cual puede ser catalogado con propiedad como la carrera de
enduro más austral del planeta!

Agradecimientos:
Fotografias: james Alfaro / Eudromeda elegans
@flotapads / @mtb_ohiggins /@pivotcycleschile @ridewhip

Comentarios y Opiniones

Nadie ha dicho nada... por ahora.

Deja un comentario

@montenbaik

/montenbaik