Test :: Specialized Turbo Vado SL

| el 11/01/21 a las 6:53 pm. | 0

Hace unos meses atrás hice el Test de Larga Duración de la Turbo Vado que use por más de 1000 kms moviéndome dentro de Santiago.

Hoy les presentaré el test de la hermana esbelta de esta bici: La Specialized Turbo Vado SL 4.0 EQ que es la versión equipada con parrilla y tapa barro a diferencia de la versión “no” EQ.

Antes de seguir con este Test quisiera invitarlos a leer (si es que no han leído) el Test de la Vado, la versión “no SL” de esta bici para que se hagan un buena idea de lo que son las Vado ya que en este test inevitablemente entraré en varias comparaciones entre los dos modelos.

Cabe destacar que en este bici anduve 800 kms y no tuve ningun problema mecanico, ni siquiera un pinchazo.

El Equipamiento

Ahora vamos a las principales diferencias; tal como dice el apellido de esta bici, es “SL”, acrónimo que en las bicis generalmente se usa para: “Super Light” es decir aquí estamos en frente de una Vado en versión liviana.

Y qué es lo que trae más liviano esta versión? Todo!! Así es, los ingenieros y product manager de la gran “S” se aplicaron en bajarle mucho el peso a esta bici, y de los 24 kilos de la versión estándar esta pesa 17 kilos!!! Bajárle 7 kilos a una bici no es menor, más aún si es electrica.

Bueno como lo lograron? Partieron por ponerle el nuevo motor hecho y diseñados por ellos, el ya conocido SL que traen las Turbo Creo y Levo SL. Sumado a la diferencia de peso de este motor con el anterior tenemos un motor mucho más eficiente en consumo y también en la potencia que entrega. Este tiene 240W / 35Nm y en vez de asistir 4x como el motor Brose, este motor asiste 2,1x.

La Batería también es mucho más pequeña, pasaron de una batería de 600WH a una batería de 320WH, pero como tiene un motor más chico y más eficiente rinde igual o más kms que la otra.

Ahora la Vado SL viene con el mismo comando que las Levo y Kenevo, este modelo ya no trae boton para prender y apagar las luces, y en vez de eso ahora las luces están siempre encendidas y trae el boton para caminar con la bici al lado. Para mi gusto este botón no sirve de nada ya que la bici es suficientemente liviana para poder empujarla manualmente sin tener necesidad de asistirla.

Una de las gracias de esta bici es que se le puede poner una batería para extender los pedaleos. Este “Extender Range” se vende por separado y es de 160 WH que le da harto más alcance. Esta batería se pone en un porta caramagiola y se conecta con el cable que pueden ver en la foto en el mismo puerto en donde se carga la batería interna. La única lata de esto es que hay que cargar una batería a la vez y después hay que desconectar el cargador y cargar la otra batería. De hecho me ha pasado que en la noche no me acuerdo de ir a cambiar el enchufe y al dia siguiente solo tengo una batería cargada. Pero bueno todo sea en función de ahorrar peso y conectores extras.

Desde la app Mission Control se puede setear si la bici consume la batería interna primero o le va sacando un 10% a cada batería, esta última opción es la que use yo, ya que la otra te da “los 15 minutos del terror” que es cuando se termina la primera batería, el sistema deja la bici asistiendo a un 10% hasta pasar a la otra batería.

Ahora a simple vista podemos ver otros detalles donde le bajaron peso. El cuadro es mucho más esbelto con tubos más delgados. La línea de componentes Shimano Deore vs Alivio es más liviana y no trae ciclocomputador.

La parrilla trasera y los tapabarros también son más delgados. Los neumáticos son más delgados y con menos dibujo y no tiene suspensión delantera.

Los componentes son muy similares, es decir, tiene transmision Shimano Deore 1×10 que funciona perfecto, de hecho a diferencia del modelo anterior, NUNCA se me salió la cadena, gracias a que esta pata de cambio que si tiene un buen embrague.

Los frenos son los mismos Tektro HD-T275, pero en esta versión decidieron poner dos discos de 160mm para seguir bajando de peso. Los frenos funcionan perfecto, la verdad que para ciudad no se necesita más ya que nunca se exigen como exigimos los frenos en el cerro.

Al igual que en la Vado el modelo SL viene con pata, que como les conté en el otro test funciona de maravillas. Que cosa más cómoda que poder parar la bici en cualquier lado y con buena estabilidad. Y lo mejor es que la pata no suena ni se mueve al andar. De hecho he andado tanto en las Vado que cuando me subo a la bici de enduro echo de menos la pata jajajajaja.

Este quizás es el único detalle que no me gusto de la Vado SL, que es el ajuste para el tubo de asiento. En vez de usar un clásico bloqueo o allen con collarín, la SL tiene este sistema con un perno Torx que aprieta un sistema interno. EL sistema funciona ok y se ve limpio. Pero lo que no es bueno es que con un llavero clásico con llave torx es difícil apretar o soltar el perno ya que no hay espacio para el llavero gire bien y se tiende a rodar la cabeza del perno. Con una llave unitaria funciona perfecto. No es algo que uno haga todo el tiempo, sobre todo en una bici como esta, pero lo encontré incómodo. Ahora porque los rayones en el tubo de asiento? El cuadro venia con una pequeña rebaba interna de una soldadura que rayaba el tubo, nada que una lima no solucionara, pero yo no la tenía y como la bici se la preste a varias personas para que la probaran se rayó el tubo…

El andar en la Calle

Ahora como anda esta bici, sobre todo en un principio comparándola con la Vado normal.

La primera sensación fue de pasarse de un Tren a un Avión. La diferencia de peso se nota desde el primer segundo en que uno la toma y luego tiene que moverla o frenarla. Obviamente acelerarla no cuesta nada en ninguna de las dos ya que el motor hace gran parte de la pega. De hecho se siente harto la diferencia de 4x vs 2.1x de asistencia entre las dos.

Eso sí la Vado SL tiene la gracia que asiste hasta los 32 km/h lo que incluso la hace más rápida que la Vado (si es que no esta desbloqueada a 32 o 45 km/h). Ahora cuando uno pasa los 32 km/h la bici puede aumentando fácilmente la velocidad, la bici no se siente pesada y como que el motor sigue trabajando sin tener que arrastrarlo a diferencia del motor anterior.

La Vado SL al igual que todas la Specialized Turbo, se puede ajustar con la app Mission Control desde el cel.

Usando la bici en modo turbo es decir con la asistencia al 100% y con las dos baterías conectadas, es decir, con 480 WH alcance a hacer 58 kms, 2:30 hrs de pedaleo, y 455 mts de ascensión.

Solo con la batería interna de 320 WH, y en modo intermedio con un 60% de asistencia podía ir ida y vuelta a la Viña Aquitania que es mi lugar de trabajo. La distancia es de 42 kms, 1:40 hrs de pedaleo, y 345 mts de ascensión entre los dos trayectos.

Ahora cuando se termina la batería no es tan terrible ya que lo bueno de este motor es que no arrastra nada, de hecho se siente como una bici normal de 17 kgs, lo cual no es tan terrible.

En términos de comodidad, los puños manubrio y asiento son iguales a la otra Vado, eso si sentí diferencia en la suavidad. La Vado SL no tiene suspensión delantera y también tiene neumáticos más delgados, lo que la hace más sensible a los baches del camino.

Pero la verdad es que uno se acostumbra rápido y para la ciudad no es necesario tener suspensión ni neumáticos más gruesos. Sí eché de menos un poco más de dibujo en los neumáticos ya que varias varias veces me vi derrapando donde había un poco de maicillo a velocidades considerables para quedar todo pelado si me caía jajajajaja.

¿Vado o Vado SL?

Esta es la gran pregunta, de hecho harta gente me la ha hecho y aun estoy indeciso.

Me sigue gustando el “tren” de la Vado, su suavidad y el power que tiene el motor grande, sobre todo si uno la puede desbloquear a 32.

Ahora la SL es una gacela, es liviana, fácil de mover y es igual de rápida en velocidad final.

Obviamente para la elección hay un tema de lucas y gustos ya que hay diferencia de precio y también de “look”.

La Turbo Vado SL 4.0 EQ que fue la que probé y tiene un precio en Chile: CLP$ 3.100.000.

Comentarios y Opiniones

Nadie ha dicho nada... por ahora.

Deja un comentario